miércoles, 10 de diciembre de 2008

'Crepúsculo': vampiros mormones

Tengo la singular costumbre de leer los libros de moda. Cuando entro en el metro y en el mismo vagón hay seis o siete personas que llevan El niño con el pijama a rayas me entra una curiosidad tan grande que acabo sucumbiendo y procuro conseguir el libro para leerlo. Quizás me guío por ese viejo proverbio que dice 'algo tendrá el agua cuando la bendicen'.

Y en literatura normalmente suele suceder que el agua 'tiene algo'. No ocurre exactamente lo mismo en la tele, pues intentar ver el programa líder de audiencia puede derivar en Escenas de matrimonio, o como se llame ese horror. Tampoco se debe intentar escuchar el disco del artista número 1 en 'Los 40 siempre iguales'. Pero en cuestión de libros, salvo en el caso de algún espanto máximo como El código puta mierda, que al menos era involuntariamente gracioso, lo cierto es que por regla general salta a la vista el motivo por el que ha triunfado. No sólo de Quevedo vive el hombre y pasar un rato entretenido a todos nos apetece. De hecho, en este preciso momento devoro el libro de moda, Los hombres que no amaban a las mujeres, del sueco Stieg Larsson, y si bien es cierto que repite las cosas cinco veces como si estuviera dirigido a tontos, tiene una trama absorbente y personajes memorables (aumenta brutalmente el interés cada vez que sale Lisbeth Salander). ATENCIÓN: No intente leer ese libro. Es desmesuradamente adictivo. No dormirá. Allá usted.

No es mi intención abogar por la literatura con sustancia y despreciar los best-sellers por sistema, para darme ínfulas. Y además, soy un apasionado del género vampírico, pues una de mis novelas favoritas de todos los tiempos es Drácula, escrita por la secretaria de Bram Stoker. Todo lo demás que he intentado leer de este autor no me ha interesado nada, pero Drácula al parecer se lo pasaba a limpio su secretaria, que introducía 'algunas modificaciones', por lo que creo que la genialidad de ese libro es por ella, no por él.

Así las cosas, tenía un gran interés por acercarme a la saga que triunfa entre los jóvenes, Crepúsculo, de Stephenie Meyer, ferviente religiosa mormona. Como tengo poco tiempo y mucho que leer, lo he ido dejando pasar y al final he ido a ver la película, uno de los grandes fenómenos de la temporada. Sin embargo, cuál ha sido mi sorpresa al descubrir en qué consiste la vuelta de tuerca que le da a la literatura y el cine tradicional de vampiros. La responsable del film, Catherine Hardwicke, ferviente religiosa protestante y directora de Natividad, aprovecha el tradicional paralelismo entre vampirismo y sexualidad para hablar de autocontrol. El vampiro Edward desea desesperadamente morder a su amada Bella Swan, sin embargo se reprime porque está enamorado de ella y piensa que no la respetaría si se deja llevar por sus instintos más básicos.  ofrece así un mensaje moralizante para que los adolescentes que lo lean tampoco se dejen llevar por sus bajas pasiones –hablo de la película, pues del libro, sin haberlo leído, no puedo opinar, aunque imagino que subyace el mismo adoctrinamiento–. Hasta he echado de menos a los vampiros homosexuales e incestuosos de la discutible Anne Rice.

En resumen, ofrece una visión completamente opuesta a lo que más me gustaba del género, y de la novela Drácula, que presentaba al protagonista como un Don Juan Tenorio infernal, que ponía en jaque los rígidos principios de la recatada sociedad victoriana.


Más acorde al espíritu de Stoker es la serie estadounidense True Blood. Es extraña. Tiene momentos magistrales y otros que son simplemente absurdos. No sé decir si es buena o mala, sólo que no me pierdo ni un solo capítulo. En esta serie, Alan Ball, guionista de American Beauty y creador de la magistral A dos metros bajo tierra, utiliza el vampirismo para hablar de los que son diferentes, de los que no viven como espera la mayoría de la sociedad biempensante. Es realmente sugestivo el pasaje de la Guerra de Secesión en el que una vampiresa había mordido y aniquilado a los egoístas que se querían aprovechar sexualmente de ella. Cuando aparece uno que no puede acostarse con ella porque sólo tiene en mente a su mujer, prefiere vampirizarle y apartarle de su familia.



PRÓXIMAMENTE (A ÚLTIMA HORA DEL JUEVES O EL VIERNES A MÁS TARDAR) LA DECEPCIONANTE VIDEOCRÍTICA SOBRE EL GRAN FIASCO DEL AÑO: ULTIMÁTUM A LA TIERRA. KEANU: NO SABES ESCOGER PROYECTOS. ¡LA CASA DEL LAGO, CONSTANTINE Y AHORA ESTO!

13 comentarios:

geminisdespechada dijo...

no te metas con mi keanu eh??? y la casa del lago era precioooooosaaaa

en fin, yo también quería leerme los libritos esos, pero al final me ha pasado lo de siempre, me da pereza, y me he puesto a leerme unos que me han mandado de japón.. en fin, que con tu post no me animas a leerlos jeje

Juan Luis Sánchez dijo...

No sé, hay mucha gente a quien le gusta Géminis. Igual te lo pasas bomba. Yo sólo doy mi humilde opinión. Además, yo los libros no los leí, igual están mejor.
¿Te han mandado libros desde Japón? Sí que eres cosmopolita. Hoy no tocaba meterme mucho con Keanu, ya lo haré mañana en la videocrítica. Veo que te gusta, jajajaja. Un beso.

Bruja24 dijo...

Pues a mi me ha encantado tu forma de expresar tu opinión. Una muy buena crónica que me ha puesto el gusanillo en el cuerpo de leer el libro que propones. Sobre los vampiros... no es que sean de mis criaturas favoritas, y menos cuando me los encuentro de noche en los bares. Junto con los fantasmas y los zombies, hacen que algunas noches se conviertan para mi en verdadero infierno...
Y eso para una humilde bruja, no es bueno, no?
En fin, que últimamente no tengo tiempo para ir al cine, con lo que a mi me gusta, así que me quedo al menos, con tus videocríticas, que son mejores que algunas películas.
Besotes!!

Aspective dijo...

El libro ese de los vampiros de moda es uno de los de cabecera de mi hija de 13.(Confieso que yo ni me he acercado, mal hecho, lo sé, pero después de intentarlo con el Harry ese es que no puedo).
La película le ha encantado (??) Ha salido entusiasmada, lo cual me desanima aún más de ir a verla.
Pero me has despertado una enorme curiosidad por "Los hombres que no amaban a las mujeres, del sueco Stieg Larsson" del que no había oido hablar (será por no coger el metro)¿en qué género lo encuadrarías?

Y ánimo con las videocríticas. Son geniales.

noeli dijo...

jjaajajajjaaja genial, gracias por hacerme reir, muaaa

Mi vida en 20 kg. dijo...

Yo quiero esos libros!!!!!!!! cualquier libro!!!!!!!! jajajajajajaja
Me gustan esos adictivos que te dejan despierta hasta tarde, esos que uno dice "una frase mas y lo cierro" y claro es una mentira jajaaja....

A mi Constantine me gusto, la casa del lago no la vi.....¿es Keanu quien sale en la pelicula "El jurado"?, bueno vi la pelicula y tambien lei el libro, el cual por supuesto es mejor que la pelicula.

Un abrazo Jose Maria, que estes bien
Sys

Juan Luis Sánchez dijo...

Bruja24. Tienes razón, hay vampiros majetes, pero la mayoría son unos creídos, que te miran por encima del hombro: 'Puedo convertirme en murciélago, puedo convertirme en murciélagoooo'. Gentuza. Prefiero a los hombres lobo que son más campechanos y sencillotes. Y a las brujitas, que sois más inteligentes y os gusta la literatura.

Noeli, gracias a ti por venir y dejar comentarios simpáticos. Un beso enorme.

Aspective y Mi vida. Pues probablemente os guste 'Los hombres que no amaban a las mujeres. Es de género intriga-misterio-policíaco. Creo que debería hacer una entrada sobre él. Una chica desapareció y un periodista económico investiga el caso. Las pistas son apasionantes, y es de esos que te dejan despierto hasta tarde, como dice María Victoria. "Una frase más y lo cierro" y resulta que no lo cierras.

Aspective, creo que la película gusta más a adolescentes que a mayores.

Vida mía, 'El jurado' es una buena peli, pero el prota es mi muy queridísimo y apreciadísimo John Cusack. Y también salen Gene Hackman, Dustin Hoffman, Rachel Weisz y la mítica y legendaria JENNIFER BEALS, la inolvidable protagonista de Flashdance. El libro de John Grisham no lo leí.

geminisdespechada dijo...

mi vida, a pesar de que no conoces a keanu, te voy a dar un consejo para lo de los libros: www.bookmooch.com

noeli dijo...

ayyy estuve viendo tu blog con mas detenimiento y las critica etc, las que he podido, y grrrr ahora me enganché buaaaaaa, por ser tan genial, en serio. Gracias, mil besitos y a seguir siendo tan ....refrescante jajaja muaa ahh y gracias por visitar el mio, es un poco mega hippy, new-age. Chaoo

María Jesús dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María Jesús dijo...

Ah! Pero Bram Stoker tiene algo más escrito? Porque, yo creía que solo tenía la novela Drácula. y otra que hasta el día de hoy no está publicada, aunque sí existe la película (La guarida del gusano blanco). Que nada tiene que ver con el famoso y mitico conde Drácula.

bizarro con interrupciones dijo...

que coñazo de vampiros! y que coñazo de moralizantes! Dicho eso, ya me estoy bajando tru blood que a Mila le encantan los coñazos de Vampiros.

Por cierto, que el libro de Bram Stoker a mi también me gustó mucho. Y por cierto, Constantine, mola.

Juan Luis Sánchez dijo...

María Jesús, Stoker tiene una docena de novelas, entre ellas La madriguera del gusano blanco -su última novela-, publicada en España por Valdemar, aunque es infinitamente mejor la película de Ken Russell, que se titula sin embargo La guarida del gusano blanco. También existen en Español recopilaciones de cuentos, y casi todo está publicado por Valdemar:
http://www.valdemar.com/default.php?manufacturers_id=170

Bizarro, espero que me digáis si os gusta o no True Blood. A mí me gusta a ratos.