miércoles, 29 de diciembre de 2010

Spider-Man se vuelve gafe

No soy supersticioso, me encantaría tener 13 millones de euros en el banco, y no me resultaría especialmente desagradable pasar por debajo de una escalera cogido de la mano de Charlize Theron. Pero tengo que reconocer que los gafes existen. Es un hecho científico que [director innombrable que perteneció a los Monty Python y luego rodó cintas personalísimas como Brazil] tiene como vecino a un tuerto que le mira todos los días, y por eso cada vez que empieza a rodar se desencadena un huracán o fallece de forma inesperada el jovencísimo actor principal. Y de nuestra actriz más internacional mejor ni hablemos...

Ahora parece que la directora Julie Taymor, directora del musical de Broadway “Spiderman. Turn Off the Dark” debió pasar un martes y 13 por debajo de una escalera justo en el momento en el que pasaba por delante un gato negro tuerto, que le echó una miradita. Sino no se explica la serie de catastróficas desdichas que están dando al traste con la producción teatral más cara de la historia de Nueva York.

Hasta ahora el estreno se había demorado una y otra vez, se produjeron accidentes de diversa gravedad, y se desencadenaron problemas técnicos que dejaban a algún actor suspendido en el aire más tiempo de lo necesario. En un preestreno, se rompió una cuerda, y el acróbata Christopher Tierney cayó desde más de nueve metros de altura, lo que provocó que la actriz principal Natalie Mendoza sufriera un ataque de pánico. “Por favor, rezar por mi amigo, Chris, mi superhéroe, que silenciosamente me inspira cada día con su espíritu. Una luz se ha oscurecido en mi corazón”, escribía la desconsolada actriz en Twitter.

La última noticia es que la propia Natalie Mendoza, que también sufrió una lesión, abandona el montaje. Por lo visto, ha decidido renunciar antes de que le ocurra algo peor. No será fácil ahora sustituir a la actriz principal, que canta en el tema más importante, y otras cinco canciones.

Y eso que se supone que el superhéroe más gafe no era Spider-Man precisamente, sino cierto hombre de acero, cuyo nombre prefiero no decir, que ha sido interpretado por actores como George Reeves (que apareció muerto por un disparo y aparentemente se suicidó), Christopher Reeve (que se quedó tetrapléjico) y Brandon Routh (del que apenas se ha sabido nada desde que interpretó al personaje).

Ya tenía echas las maletas para ir a ver al Trepamuros. Soy fan de Spider-Man y de la Taymor. Hace unos años, cuando visité por primera vez la Gran Manzana me dijeron “Métete a ver “El rey León”, que lo dirigía la Taymor. Yo confieso que a mí “El rey León” y su puñetera señora madre me traían al pairo, pero acabé haciendo caso, por suerte, y aluciné en colores. Pensaba ir a ver al Hombre Araña, con música de U2, pero ahora temo realmente que el avión se estrelle, así que me quedaré en casa.

En fin, no tiene nada que ver, pero anoche volví a tener una pesadilla con las películas en 3D que se parecía mucho a este vídeo:

viernes, 17 de diciembre de 2010

Freddy Krueger canta “Let it Be” en un vídeo nostálgico

Me asombro a mí mismo cada vez que tengo nostalgia de los 80, pues durante esos años tenía la sensación de que nada atravesaba un buen momento. Por ejemplo, aunque me gustan mucho algunas películas de la época como Blade Runner y Terciopelo azul, no se rodaron tantas obras maestras como en los 70, cuando El Padrino, Annie Hall, Taxi Driver y otras cambiaban la historia del cine.

Me gustan buenos grupos musicales que triunfaban por entonces, como U2, The Police, The Smiths, etc., pero no me llegan tanto como los Led Zeppelin, Deep Purple, David Bowie, etc., de los 70.

Pero el caso es que los años decisivos de mi infancia y adolescencia transcurrieron en los 80, así que estoy condenado a emocionarme cada vez que escucho una canción de las que estaban de moda por aquel entonces, algunas (¿por qué no confesarlo?) con un punto "hortera", como "Xanadú" de ELO, y otras que paradójicamente entonces odiaba, como el "Nothing Gonna Change My Love For You", de Glenn Medeiros, que tiene bastantes narices.

En cualquier caso, me ha devuelto al pasado este vídeo -rodado para promocionar la cuarta temporada del show escandinavo Gylne Tider- en el que figuras de aquellos años entonan la canción "Let it Be" de The Beatles. Destaca la presencia del mismísimo Robert Englund (Freddy Krueger), pero también está Lou Ferrigno, que fue El increíble Hulk. Por el vídeo también asoman Dolph Lundgren, Kelly McGillis, Daryl Hannah,Kathleen Turner, Roger Moore, Steve Guttenberg, Glenn Close, y hasta Carlton, de El príncipe de Bel Air, que no es exactamente de los 80, pero cuya presencia nos produce alegría porque no sabíamos qué había sido de él.

La nota emotiva la pone el hecho de que salga recientemente fallecidoLeslie Nielsen, el hombre que mejor ha recitado con una enorme seriedad (como si estuvieran sacadas de una obra de Tenessee Williams) las frases más absurdas ("Quiero desearles suerte, contamos con usted").

A los que tengáis treinta y muchos os encantará el vídeo.


miércoles, 15 de diciembre de 2010

Jon Favreau se divorcia de “Iron Man”

Tuve la ocasión de ver ayer una genial obra teatral, "Beaumarchais", en el madrileño Teatro Español, donde el mítico Constantino Romero interpretaba al no menos célebre Benjamin Franklin, que le daba sabios consejos a su nieto, entre ellos uno bastante interesante: "Abre bien los ojos antes de casarte, ciérralos un poco después de la boda".

Pero en Hollywood no conocen estas palabras de Franklin pro tolerancia conyugal, a juzgar por la avalancha de divorcios sonados de los últimos días: Ryan Reynolds yScarlett JohanssonCarey Mulligan y Shia LaBeouf, Dexter (o sea Michael C. Hall) y Jennifer Carpenter (que en la serie es su hermana) y hasta Zac Efron y su coprotagonista de High School Musical Vanessa Hudgens. ¡Tremendo! ¡Sólo han faltado Mickey y Minnie! Los famosetes de Hollywood ponen punto final a la relación con un comunicado público: "Comenzamos nuestra relación con amor y es con amor y bondad como la dejamos", cuentan por ejemplo Reynolds y Johansson.

Pero la ruptura que ha conmocionado a los friquis y apasionados del cine fantástico es la de Jon Favreau y Marvel, ya que el realizador de las dos entregas de Iron Man no se encargará de la siguiente entrega. "Internet llora" comenta Variety aludiendo a la oleada de comentarios en la red de apasionados de la saga despechados tras la trágica noticia. Por supuesto, Favreau ha escrito otro comunicado en esta línea "de buen rollo": "Es cierto. Yo estoy dirigiendo Magic Kingdom no Iron Man 3. He tenido una grata experiencia con Marvel y les deseo lo mejor", explica el cineasta.

Fuera de declaraciones "oficiales", si una pareja se tira los muebles a la cabeza suele ser porque existen motivos para ello. De esta forma, no parece que Favreau estuviera muy contento con las directrices que le imponían para la cinta. "En teoría, iba a ser una secuela o continuación de ThorHulkCapitán América y Los Vengadores. Yo todo esto... no sé lo que es. Y por las conversaciones que he tenido con esos tipos, pienso que ellos tampoco", explica el director.

Otra sonada separación "a tiros" de una pareja que creíamos inseparable: Yogui y Bubu. El vídeo se supone que es una filtración de un final desechado de El Oso Yogui, la película sobre el personaje de inminente estreno, aunque en realidad corresponde a una estrategia promocional. Yo hubiera preferido que la película acabara así realmente.

AVISO: estas imágenes de la muerte del Oso Yogui pueden conmocionar a los espectadores más sensibles.

lunes, 13 de diciembre de 2010

"Tron Legacy": Walt Disney podría tropezar dos veces con la misma piedra

El hombre ya no es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Al parecer, también les pasa a algunos roedores, pues la Compañía del Ratón (tal y como se refieren los medios especializados americanos a Walt Disney) podría estrellarse de nuevo con la secuela de Tron, que fue uno de sus grandes fracasos de los 80.

Ojalá me equivoque porque no está el negocio del cine como para muchos fiascos, pero Disney ha apostado muy fuerte por la segunda taza de esta historia virtual que se adelantó a su tiempo, hasta el punto de que para que resulte rentable tienen que ir a verla los jubilados, las amas de casa, y en general todos los sectores del público, como Avatar. El único "problemilla" es que no funciona tan bien como la cinta de James Cameron...

Acudí con muchas esperanzas a uno de los primeros pases de Tron Legacy. Confieso que saludé a todo el que me encontré con aquello de "¿Qué pasa, Tron?", y aunque el chiste es demasiado facilón, que levante la mano el que no sucumba a la tentación cuando vaya a ver la película.

Pero los personajes son muy poco humanos y más sosos que un yogur de agua desnatado. Se lleva la palma el gran Jeff Bridges, que ni parece inmutarse cuando se reencuentra con su hijo al que lleva sin ver más de veinte años, y que muchas secuencias después le dice que probablemente los abuelos habrán muerto (como si le importara tres narices). Parece que a su personaje le han lobotomizado. En resumen, que personalmente me pareció un poco "tos-tron-azo".

Mi sensación es que funcionará más o menos bien por inercia, pues han hecho tanta publicidad que gran parte del público no se la quiere perder. ¡Han ido suministrando un tráiler por año para ir creando ambiente! Pienso que los primeros que vayan a verla pese a la acción y a los vistosos efectos especiales no saldrán tirando cohetes, por lo que no sé yo si se alcanzarán las cifras de recaudación deseadas... muy justita va a ir la cosa. A saber, pues que a mí no me guste no quiere decir nada, pues arrasa Harry Potter y las reliquias de la muerte (1ª parte), y eso que me aburrió muchísimo.

Por pura curiosidad, decidí ponerme en DVD Tron, la película original. Salvo el final -una sobredosis de efectos digitales que hoy parecen más desfasados que la Arielita- lo cierto es que se ve con interés, y tiene golpes muy divertidos como ese bit que sólo tiene contestaciones positivas y negativas y que ninguno entendimos en los 80 qué narices era hasta algún tiempo después, cuando se popularizaron los ordenadores domésticos. Los personajes rebosan humanidad, como ese programa de seguros, Ram, que defiende a capa y espada que se puede comprar un futuro estupendo con unas cuotas realmente asequibles.

Hace tres años, hubo que retirar los DVD originales de Tron por orden del Departamento de Seguridad Nacional. ¡El film se rodó en parte en la instalación de investigación nuclear Shiva, y se temía que contuviera información Top Secret!

En fin, a ver qué tal funciona la secuela en las taquillas. Por cierto, la contestación más friqui que me dieron a lo de "¿Qué pasa, Tron?" fue "no, no soy Tron, yo soy un programador". Diez puntos en "friquismo".

jueves, 9 de diciembre de 2010

WikiLeaks: esta vez, es la guerra

Si hace diez años alguien me cuenta lo que ha pasado con WikiLeaks, habría pensado que se trataba del argumento de una novela de ciencia ficción. Según John Naughton en The Guardian, ha tenido lugar "el primer y auténtico enfrentamiento entre el orden establecido y la cultura de internet". O sea, internet de repente se ha convertido en una entidad con vida propia que ataca al gobierno estadounidense... ¡Ríete tú del Skynet de Terminator!

Todo esto me tiene tan fascinado y también tan confuso que no he podido evitar escribir sobre el tema. Las últimas noticias me han mantenido todo el puente de la Constitución pendiente de Julian Assange, que está bajo arresto mientras se busca la forma de procesarle por algo, aún no se sabe por qué. Mastercard, Visa y Paypal rompieron sus relaciones con WikiLeaks para evitar que se le hicieran donaciones privadas. ¡Y por este motivo, grupos de hackers están boicoteando las webs de estas empresas!

¿Qué será lo siguiente? ¿Vendrá Terminator? Ya me espero cualquier cosa. De momento, los blogs y líderes de opinión de las nuevas generaciones tienden a ser "guays" y apoyar indiscriminadamente a grupos como Anonymous, que atacan a los "malos", que son, cómo no, EE.UU. y la SGAE, en pro de una causa que consideran "justa". Hasta el cineasta Ken Loach -que dona dinero a WikiLeaks- ha salido a la palestra y afirma: "Creo que el trabajo que ha realizado Julian Assange es un servicio público". Pero,  ¿son Julian Assange y los funcionarios que aportan información a wikileaks tan heroicos y los gobiernos tan malvados que merecen quedar en ridículo ? No me parece tan claro.

Examinando filtraciones de WikiLeaks, no he podido evitar fijarme en las que están relacionadas con el cine y el campo de lo audiovisual. Por un lado, ha salido a la luz que Estados Unidos presionó al gobierno español para que legislara de cara a evitar la piratería. En mi humilde y siempre discutible opinión, más o menos esto ya se sabía y estoy del lado de la industria del entretenimiento, que tantos buenos ratos me ha hecho pasar, aparte de que hasta ahora me daba de comer. ¿Acaso están haciendo los diplomáticos estadounidenses un mal trabajo que conviene filtrar y boicotear para proteger lo suyo, un cine que nos ha divertido a todos? No lo creo. Sí, ya sé que me pondréis comentarios para ponerme a caldo, que yo no soy "guay" y que "cultura libre" y todo esto, pero eso no cambia la verdad.

Por otro lado, The Guardian publica un interesantísimo artículo sobre otro asunto que ha salido a relucir gracias a WikiLeaks. Un informe procedente de la embajada estadounidense en Riad destaca la influencia creciente y positiva de series americanas -cita específicamente Mujeres desesperadas y Friends- en la rígida y bastante fundamentalista sociedad de Arabia Saudí, aún bajo un régimen de monarquía absolutista. "La programación americana está ganándose a los saudíes normales y corrientes", explica el comunicado, en el que se recomienda potenciar la distribución de estos programas en Arabia Saudí. ¡Mis adoradas Susan Mayer y Bree Van de Kamp convertidas en heroínas de la lucha por los valores democráticos! ¡Han hecho más que la propaganda oficial yanqui! No, ahora no puedo ir a combatir en la Yihad, porque me pierdo las peripecias de Gabrielle Solis...

Aquí la gente "guay" que apoya a WikiLeaks parece por ahora, hoy por hoy, le está haciendo un gran favor al rey saudita, como otros documentos igual le vienen bien a Corea del Norte o China... No está tan claro quién es el bueno en esta película fantaterrorífica.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Tim Burton, fantasmas tailandeses y el monje que se ducha

Breve encuentro, El tercer hombre, Marty,La dolce vita, Viridiana, El gatopardo, La conversación, Taxi Driver, Apocalypse Now y Pulp Fiction. Todas ellas tienen dos cosas en común: son grandes obras maestras indiscutibles de la historia del cine, y han ganado la Palma de Oro en el Festival de Cannes.

Así las cosas, este humilde bloguero jamás deja pasar la ocasión de poder disfrutar en la gran pantalla el film que triunfe cada año en el certamen cuyo veredicto suele ser el más fiable y el que mejor ha soportado el paso del tiempo (echad un vistazo a las Conchas de Oro de San Sebastián y veréis qué grandes sorpresas).

Este año Tim Burton fue el presidente del jurado, y por tanto fue el máximo responsable de la excentricidad de premiar a una película tailandesa de fantasmas, Uncle Boonmee recuerda sus vidas pasadas, de Apichatpong Weerasethakul (a ver quién consigue aprenderse el nombrecito de marras). La esperaba con gran interés pues se impuso a grandes películas, ya que en esta edición también competían De Dioses y hombres, Biutiful -que es la última de Alejandro González Iñárritu-, Copia certificada -que a mí me apasionó- y la coreana Poesía, que se acaba de estrenar en España y que es buenísima.

Acudí por todas estas razones ilusionadísimo a verla, a pesar de que todos los que habían visto la película antes que yo, por ejemplo el autor de El Blog de Hildy, y los colegas que fueron al Festival de Sitges, me advirtieron que era una película más marciana que el boxeador Rocky Marciano. También resulta bastante significativo que Cahiers du Cinema la considere la cumbre de la postmodernidad.

Confieso también que me va la marcha, o sea que aprecio que un director consiga desorientarme, inquietarme, y hacerme sentir que no entiendo nada, a lo David Lynch, pero en este caso, por favor, ¡qué alguien me explique la película!

Os lo aseguro, la película va de un hombre a punto de fallecer, y entonces (cuidado, spoiler) se le aparecen el espectro de su mujer y de su hijo, ¡que se ha convertido en una especie de simio! Al hombre se le llevan a una cueva a morir, y después de su funeral -en el que los asistentes les dan monedas a su cuñada y a la hija de ésta- un monje sube a la habitación de estas dos mujeres para darse una ducha (fin del spoiler). ¡Eso es to... to... to... to.. todo, amigos!

A la salida del cine intenté que mi amiguete Pedro J., no el director de El Mundo, sino un "compi" que se llama Pedro Joaquín del Rey, me explicara sobre todo lo del monje duchándose, si tenía algún tipo de interpretación, si esas imágenes le sugerían algo o le producían alguna sensación, no sé... algo que explique por qué esta cinta ha recibido el premio más importante del año.

Espero que me lo cuente algún día Luis Miñarro, curioso personaje que merecería una entrada sólo sobre él en el blog, y que está al frente de la producción española de la cinta. Miñarro ha producido también otra de las películas más marcianas de la temporada, Aita, que sin embargo, y aunque también tiene 'narices', me produjo una extraña fascinación, y me hizo sentir cosas. Ojalá pudiera entrevistar algún día a Miñarro, que me "flipa" desde que vi una película dirigida por él que se llamaFamilystrip, en la que había filmado a sus padres hablando. Las imágenes iban a ser un regalo para sus progenitores en su aniversario de boda, pero se dio cuenta de que las anécdotas que contaban, sobre todo su madre, sobre la España de postguerra, tenían bastante interés, así que llegó a estrenarla en el cine.

En suma, que sólo el propio Miñarro me puede arrojar luz sobre la película de Apichatpong Weerasethakul. De momento, no me malinterpretéis, no es que no me haya gustado, sino que me declaro absolutamente incompetente para pronunciarme sobre ella sin más datos. Supongo que a Tim Burton le han estado pitando los oídos toda esta semana, desde que vi la cinta.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Pablo Motos aterroriza al personal

Hasta ahora los detractores de Pablo Motos eran sólo españoles, que por ejemplo han formado los grupos de Facebook "Un mundo sin Pablo Motos", "Odio a Pablo Motos" y "¿Quién disparará a Pablo Motos?". Pero al discutido presentador le han salido detractores a nivel internacional. Jesse Eisenberg, protagonista del film sobre Facebook La red social, acudió recientemente al programa de David Letterman, a quien le contó que el programa de Motos, "El hormiguero", donde estaba acompañado por Justin Timberlake y Andrew Garfield,"está diseñado para humillar al invitado norteamericano".

Y todo porque Motos le hizo pronunciar a Eisenberg en español la frase "Que no me entere yo que ese culito pasa hambre". Eisenberg nos acusa a los europeos de ser ingratos después de preocuparse por nosotros y "habernos enviado aviones y barcos durante la II Guerra Mundial".

La verdad es que en el programa otro día estuvieron a punto de acabar con otro actor norteamericano, Peter Coyote, que era el invitado cuando en el plató se desencadenó una potente explosión. Para la parte del programa dedicada a los experimentos científicos, unos vasos de chupito que caían por efecto dominó iban a provocar que se mezclaran diversos componentes químicos, lo que según estaba previsto ocasionaría una leve explosión. Pero se ve que lo hicieron "a trancas y barrancas" y la cosa se les fue de las manos. La explosión causó la alarma de los vecinos que alertaron a la policía. Al parecer, los agentes habían recibido el día anterior un aviso de bomba en la zona, por lo que asustados enviaron un fuerte dispositivo policial para investigar lo ocurrido... ¡Fue todo un caos!

Se le debe reconocer a Motos que demostró que para asustar al personal, el mejor camino es la sencillez. En su programa llevaron a cabo una de las mejores bromas de cámara oculta que he visto, sólo con una niña con camisón bien caracterizada. Pido perdón por el lenguaje malsonante de algunas víctimas de la broma, no es norma de esta casa, pero atención a la mujer aterrorizada del final. ¡Menudo susto!

viernes, 19 de noviembre de 2010

La película que le ha caído del cielo a Eli Roth

Algunos nacemos estrellados pero otros nacen con estrella. Es el caso del director estadounidense Eli Roth. Extra de películas como El mundo perdido: Parque Jurásico 2, demostró con la ultratípica Cabin Fever que era un director más tópico que un inglés con bombín o ir a una fiesta de disfraces de vaquero.

No se sabe por qué, Roth le cayó en gracia a Tarantino, que le apadrinó como productor ejecutivo de Hostel y su secuela, aburridos subproductos 'gore' que desde mi humilde punto de vista tenían poco interés.

A pesar de su poca valía para el cine, resulta que un prometedor cineasta joven, Daniel Stamm, se acercó a él para ofrecerle ser productor de una cinta, El último exorcismo, entretenido film tipo Rec yMonstruoso, que sigue los pasos de un falso exorcista y que os recomiendo a todos. Costó muy poco rodarla, menos de 2 millones de dólares, y ha recaudado ya más de 60.

Ahora, resulta que unos cineastas amateur que por lo que parece tienen bastante talento, el aspirante a director Jon Watts y el guionista Christopher Ford, decidieron rodar un falso tráiler de la película que pensaron que jamás podrían rodar porque no tenían un duro. Para darle más credibilidad al asunto, decidieron incluir los logotipos de Lionsgate y Screem Gems, y mencionar que estaba detrás del film Eli Roth, a ver si los fans del género se lo creían y hacían un poco de ruido.

Total que al afortunado de Eli Roth le empezaron a llegar llamadas de amiguetes que le felicitaban porque su último trabajo tenía buena pinta. ¡Y todo eso sin haber rodado un plano! Me imagino lo que yo le habría dicho: "Eli, esto de Hostel era un poco bodrio, pero tu nueva película sí que parece interesante". El hombre estaba feliz, a pesar de haber recibido más felicitaciones por una película que no había hecho que por las que sí que ha rodado.

Como Roth es un cineasta malo, pero no parece nada tonto, lo primero que hizo al ver el tráiler falso, que está muy bien, es llamar a los autores y felicitarles. "Gracias por no demandarnos", dijeron los pobres incautos y él respondió: "¿Demandaros? ¡Lo que quiero es que me rodéis la película a la que alude el falso tráiler!". O sea que el astuto Roth les va a producir.

El film acierta al centrarse en algo que da mucho miedo y que aparece de forma recurrente en las pesadillas de cualquiera. No, no me refiero a un inspector de Hacienda ni a un crítico de cine sino a algo más horroroso todavía: un payaso (mis disculpas, señor D. Emilio Aragón.

Se titulará Clown y estará protagonizado por un padre de familia desesperado por el aburrimiento que invade el cumpleaños de su pequeño hijito. Casualmente, encuentra un misterioso traje de payaso en el sótano, y decide ponérselo para animar la fiesta. Pero el traje de payaso terminará por poseerle.


miércoles, 17 de noviembre de 2010

Un cine proyecta a unos niñitos "Saw VII 3D" en vez de "Megamind"

Recuerdo haber visto de pequeño Psicosis en un cine en el que el proyeccionista intercambió los rollos, así que después de que Janet Leigh muriera en la famosa escena de la ducha volvía a aparecer como si tal cosa. Vista así, la película era todavía más desconcertante y daba aún más miedo, si cabe.

Muchos años después en el pase de prensa de Carretera Perdida, de David Lynch, tras un primer rollo en inglés con subtítulos en español, nos proyectaron el segundo en francés. Pero nadie se movió ni dijo nada porque pensábamos: ¡Qué genio, David Lynch! ¡Para desconcertarnos todavía más ha cambiado el idioma de la película! O sea, que creíamos que el film era así aposta.

Ahora es noticia que en Estados Unidos un proyeccionista se equivocó de película cuando decenas de niños muy pequeños esperaban con los ojos abiertos de par en par para ver Megamind, la exitosa película de dibujitos. Cuando empezó la proyección, resulta que les estaban pasando nada menos que Saw VII 3D, que por lo visto empieza con durísimas secuencias de torturas y mutilaciones. El encargado del cine les dijo a los niños que se taparan los ojos durante el baño de sangre mientras solucionaban el problema.

¡También es mala suerte que haya ocurrido esto con nada menos que una película de Saw, que son durillas hasta para los que escribimos blogs de terror y estamos de vuelta de todo. No sé cómo empezará la próxima entrega, pero la primera secuencia de la anterior tenía narices. Dos personas atrapadas se tenían que automutilar, y poner partes de su cuerpo en una balanza. El psicópata sólo dejaría vivir a aquel que acumulara más peso a base de cortarse en cachitos... Todavía tiemblo sólo de pensarlo.

Un padre asustado comenta que su niño tuvo pesadillas por la noche. "Vino a ver si podía dormir con nosotros y hacía años que esto no pasaba". ¿Pueden haber traumatizado estas imágenes a los chavalines y convertirles en psicópatas? Por suerte no será así, aunque posiblemente alguno se aficione al género.

Al parecer no es la primera vez que ocurre algo así. En 2007, unos niños incautos esperaban impacientes a que empezara la proyección de Mimzy. Más allá de la imaginación, una cinta infantil, pero les pusieron El Retorno de los Malditos, secuela de Las colinas tienen ojos. Al parecer, comienza con una mujer encadenada desnuda que daba a luz a un terrorífico niño mutante. Los niños 'alucinaban'.

Yo era un chaval un poco 'especial' y habría aplaudido. Y además, habría preferido ver esa película antes que los dibujos... Pero bueno, yo no cuento como 'persona normal'.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Cómo sobrevivir a una rebelión de los robots

Los robots tienen mayor presencia cada día en nuestra vida cotidiana. No sólo tenemos robots de cocina capaces de batir y hacer zumos de fruta, sino que según leí el otro día en la prensa, en Tokio han estrenado una obra de teatro, "Farewell", protagonizada por Geminoid-F, una guapa actriz robótica, que comparte cartel con la humana Bryerly Long. La idea no me parece mala, porque por muy mal que actúe seguro que es más expresiva que Jean-Claude Van Damme, por ejemplo. ¡Tiembla Penélope Cruz!

Dentro de nada habrá un robot bloguero que rellene estas líneas mucho mejor que yo. De momento el ordenador en el que escribo me supera ampliamente en personalidad, y de hecho es él quien decide cuando se apaga o cuando no, ya que esta mañana me lo he encontrado encendido. El caso es que pronto se cansará de que siendo él más inteligente sea yo el que aporree el teclado, y será él el que me aporree a mí.

Ante la inminente rebelión robótica, un tal Daniel H. Wilson ha escrito "Cómo sobrevivir a un levantamiento robot", un imprescindible -tal y como está el patio- manual que da consejos para que cuando suceda todo, podamos resistir al menos unos días. Jack Black será el protagonista de la adaptación al cine, que estará dirigida por Steve Pink (Jacuzzi al pasado). El escritor del libro, Wilson es también el autor de "Robopocalypse", novela sobre el mismo tema que adaptará Spielberg.

Los consejos de Wilson son bastante útiles para cuando Skynet se alíe con Hal 9000 para hacernos la puñeta. Por ejemplo, el clima puede ser un buen aliado, así que es bueno aprovechar una tormenta para abollar a los robots un poco. Si tienen sistema operativo es posible que podamos meterle un virus informático, o peor aún, cambiárselo por Windows Vista, el mayor fiasco de Microsoft para que funcione fatal y se cuelgue todo el rato.

lunes, 8 de noviembre de 2010

“El guerrero del antifaz” da lugar a la película del año

Me meto mucho con el cine español, tanto que me he ganado a pulso enemigos encarnizados. Pero ya es hora de hacer las paces, pues he descubierto que uno de los héroes favoritos de los aficionados a los comics españoles ha dado lugar a la gran superproducción del año. A partir de ahora a nadie se le ocurrirá volver a decir que el cine patrio tenga nada que envidiarle a Hollywood.

Manuel Gago creó en 1944 la serie más popular de la historieta española de los años 40, junto con “Roberto Alcázar y Pedrín”. “El guerrero del antifaz” era un tipo llamado Adolfo de Moncada, que vivía con el remordimiento de haber sido educado en el islam por el reyezuelo Ali Kan, que le crió como su heredero.

Avergonzado, combate contra sus antiguos correligionarios ataviado con un antifaz en los últimos años de la Reconquista, al servicio de los Reyes Católicos. Por haber sido mahometano no se considera digno de su amada Ana María, una noble a la que permanece fiel a pesar de que le tiran “los trastos” las numerosas mujeres que se encuentra en sus aventuras (Zoraida, La mujer pirata). Después de vencer muchas batallas contra los “infieles”, se considera purgado y se casa con Ana María, con la que tiene un hijo al que llamarán Adolfito.

Siete años de rodaje (y un montón de caballos, jinetes, actores, figurantes, vestuarios, espadas, decorados...) ha costado esta ambiciosa película que con mucho esfuerzo y tesón ha sacado adelante Francesc Xavier Capell, que como hiciera Orson Welles con Ciudadano Kane, dirige, escribe el guión y protagoniza. Según el cartel ha pillado subvenciones no sólo del ICAA, sino también de la Generalitat de Catalunya, y del Institut d’Estudis Ilerdencs, fundación pública de la Diputación de Lleida, lo que explica que esté rodada en catalán, con algunas escenas en castellano y en árabe.

Lo que es una verdadera pena es que el aguerrido cineasta haya modificado el título, quizás (no se me ocurre otra explicación) porque no haya conseguido hacerse con los derechos del personaje, así que como en el caso de Murnau, que cuando rodó Nosferatu no había comprado “Drácula”, de Bram Stoker, el bueno de Capell le ha cambiado el nombre al protagonista por “El caballero del antifaz”. Una pena, porque Manuel Gago habría estado orgulloso de que se le homenajeara de esta manera.

Si te gustó Ben-Hur (1959) y Tirante, el Blanco , ¡no lo dudes, ésta es tu película!


¡Lo mejor es que le hayan puesto como banda sonora “Carmina Burana” y el currado efecto de la luna llena!

El tal Francesc Xavier Capell es un monstruo. Hace unos años dirigió la que define como “la primera película de ciencia ficción catalana”. El tráiler recuerda a Scanners, de David Cronenberg, y no tiene desperdicio. Supone ‘el resurgir del cine independiente’ según se publicita:

viernes, 29 de octubre de 2010

¿Pero cómo me puede gustar a mí una película de Abbas Kiarostami?

En un célebre anuncio televisivo, una mujer peregrina en busca de algún gurú que le explique cómo le puede caer bien un banco, ¡y es que la cosa tiene su miga, porque no es un banco del parque sino uno de esos que te cobran la hipoteca todos los meses!

Ahora soy yo el que tengo que ir inmediatamente al psiquiatra para que me dé algo, porque ¡me ha gustado una película de Abbas Kiarostami! No, no he consumido estupefacientes.

Aún recuerdo haber acudido a la Filmoteca a ver ¿Dónde está la casa de mi amigo? en la que un niño se pasaba todo el tiempo yendo casa por casa a buscar a un amiguete del cole para devolverle su cuaderno. Y eso era toda la película. A continuación vimos en plan sesión doble para masoquistas la cinta "de ritmo contenido" A través de los olivos, en la que un tipo no hacía más que declararse a su amada una y otra vez durante 100 minutos, a ver si al final ella se decidía.

Así las cosas esperaba cualquier cosa de Copia certificada que, no nos engañemos, es fundamentalmente sobre dos personajes que acaparan casi todo el metraje y está rodada a base de largos planos secuencia de los suyos. No dejéis que os cuenten nada de la película porque os la estropearán, ni siquiera sigáis leyendo esto. Pero tiene un giro estupendo, y además un jugoso juego alrededor de las copias en el arte. Al fin y al cabo, la percepción que pueda tener cualquier persona de una obra de arte es totalmente subjetiva, y puede creer que es más interesante de lo que realmente es si está predispuesto a emocionarse.

¿Nos está hablando Kiarostami de su propio cine, genial para aquellos que se fían de la opinión de los críticos y creen que están viendo una joyita y aburridísimo para el resto de los humanos? ¿Y puede una copia dejarnos epatados si ignoramos que no es original? De hecho esta película no esconde que en realidad imita otra película famosa...

miércoles, 27 de octubre de 2010

Conspiración de mujeres: los bolsos del Facebook

Hace algunos años me presenté a una serie de exámenes para conseguir un puesto digno de trabajo, de esos que no abundan en la profesión periodística, pues de todos mis compañeros de la facultad viven como humanos dos o tres (bueno, y también todos los que lograron cambiar de profesión a tiempo como Letizia). Un tipo malencarado nos entregó unos folios con una serie de unas 50 preguntas que teníamos que contestar. Como se tardaba un rato en leerlas, me enfrasqué en la lectura, y en eso estaba cuando un impávido individuo que también se sometía a la prueba, se levantó  de su asiento y exclamó a voz en grito: ¡Gibraltar español!

Al rato hubo un segundo exaltado que chillaba con el mismo entusiasmo: ¡Gibraltar español! Y un tercero, hasta que se generalizó, y se fueron levantando progresivamente varias personas que decían al unísono: ¡Gibraltar español!

Resultó que tan sorprendente escena tenía su explicación, pues tras las preguntas, un texto informaba de que no había que contestar nada, sino que era una prueba de rapidez de lectura, y que para superarla había que levantarse y gritar la frase de marras. Así que me levanté presuroso para proferir tan patriótica proclama.

Igualmente sorprendido me quedé el 19 de octubre, cuando en el Facebook todas mis conocidas habían incluido comentarios explicando dónde les gusta dejar habitualmente algo, que yo pensaba por mi mente calenturienta que era el sujetador, pero que resultó ser el bolso. Chicas que no se conocían entre sí habían puesto que lo dejaban en la mesilla, en el perchero y las más atrevidas, encima de la cama.

Cuando se lo comentaba a las personas de mi alrededor, los chicos ponían caras de incredulidad, pero las chicas sonreían maliciosamente. Pedí que alguien me explicara si me había vuelto loco y finalmente varias caritativas mujeres (gracias María Antelo, Ana López Cabo y Estrella Martínez) me aclararon que efectivamente, que mi mente no funcionaba del todo bien. También me comentaron que se habían pasado mails entre ellas para organizar este gesto, en el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, de cara a sensibilizar a la opinión pública sobre la terrible enfermedad. Al parecer, ya lo habían hecho el año pasado con gran éxito.

¡Qué capacidad de organización! Hace mucho, estrenaron un corto en el que un individuo intentaba ligar con una atractiva mujer. Ésta se mostraba interesada hasta que decidía irse al cuarto de baño con su amiga. Allí  había un ordenador interconectado con todos los aseos  femeninos del mundo, y una base de datos que informaba de los antecedentes del ligón: Poca capacidad de compromiso, no merece mucho la pena... ¡Mejor salir huyendo!

Total, que mi conclusión es que el sexo fuerte es capaz de organizarse, para actuar al unísono sin que los tíos nos enteremos absolutamente de nada. Menos mal que era por una buena causa y que no habían decidido la extinción completa del género masculino, por poner un ejemplo, sino sería como para echarse a temblar...

Si este absurdo artículo y las astutas chicas del Facebook te han hecho esbozar una ligera sonrisa -al menos es de lo que se trataba-, espero que sirva para recordarte que debes hacerte una mamografía, si no te la has hecho ya, o aconsejar a tu madre, novia, hermana que se la haga, ya que por lo visto es el tumor más frecuente en la población femenina. Mi madre murió de eso así que puedo asegurar que no es ninguna broma.

Sí, vale, un periodista necesitado de trabajo es capaz de gritar "Gibraltar español" o "La shandy de Mahou sabe a mixta". ¡Lo que haga falta!

viernes, 15 de octubre de 2010

"Los Simpson" dejan entrar a un vampiro de "Crepúsculo"

Está a punto de emitirse en Estados Unidos el especial de Halloween de Los Simpson de este año, es decir el "Halloween Treehouse of Horror XXI". Ya se han convertido en una tradición, así que para los niños yanquis un Halloween sin la familia amarilla sería como una persona sin ombligo (siempre que no estemos hablando de Adán y Eva).  

Este año, Lisa Simpson se sentirá atraída por un nuevo compañero de clase pálido y bohemio que resultará ser un vampiro muy similar a Edward Cullen, el protagonista de Crepúsculo. Por su parte, el inimitable Homer tratará de evitar que su hija se convierta en una víctima. Al parecer, Robert Pattinson, el actor que interpreta a Cullen, rechazó la oferta de ponerle voz al personaje (¿cómo puede haber alguien en el mundo que no quiera participar en Los Simpson?). Así que los productores se lo ofrecieron nada menos que a Harry Potter, o sea que Daniel Radcliffe será finalmente el doblador del chupasangres.

Nada menos que 22 años llevan haciéndonos la vida mucho más feliz Los Simpson, y sus creadores siguen en plena forma, como sabrán quienes hayan seguido los últimos episodios que entre otros hallazgos contenían una hilarante parodia con Rasca y Pica de la secuencia inicial de Up. Muchos jóvenes de 25 años no han vivido la era pre-Simpsons, por lo que si les cuento que gran parte de mi vida me las he arreglado sin ellos por milagroso que parezca, me mirarán como si fuera el abuelo Cebolleta contando batallitas.

En fin, no es por ponerme en plan abuelo, pero recuerdo como si fuera ayer cuando se programaron en La 2 en sesión nocturna. "¿Pero cómo van a poner dibujos por la noche?" le decía una chica a su acompañante en el autobús, porque estaba segura de que los dibujos, como todo el mundo sabe, son para niños. Por suerte, Los Simpson han contribuido bastante a cambiar la mentalidad en cuanto a este tema.

Las mejores frases de Homer Simpson:

1. Yo soy un hombre muy difícil de sorprender. Ups, ¡un coche azul!

2. Vive cada día como si fuera el último. ¡Buaaaa!!! ¡Voy a morir!!!!!

3. Tendrá todo el dinero del mundo. Pero hay algo que jamás podrá comprar: un dinosaurio.

4. (¿Qué quiere de cenar? ¿Una o dos chuletas?) Ambas cosas.

5. (¿Qué quiere usted de comer?) El filete más grande que haya. (¿Y de beber?) ¡Albóndigas!

6. Bueno, es la una de la madrugada. Mejor ir a casa y pasar algo de tiempo con mis hijos.

7. (Atrapado por los extraterrestres) Por favor, no me comáis. Tengo mujer e hijos... ¡Coméroslos a ellos!

8. ¿Para qué necesitamos un psiquiatra? ¡Si ya sabemos que nuestros hijos están locos!

9. Quiero compartir algo contigo. Tres pequeñas frases que te ayudarán a lo largo de tu vida: 1- ¡Cúbreme!, 2- ¡Buena idea Jefe!, 3- Estaba así cuando llegué.

10. Brindemos por la cerveza: causa y solución de todos los problemas.

11. No estoy en condiciones de conducir. ¡Espera! No debería escucharme, ¡Estoy borracho!

12. Supongamos que tenemos una pareja, llamemosla señor X y señora Y. Pues el señor X le dice a la señora Y: "Marge si esta noche no te pongo caliente es que no me llamo Homer J. Simpson".

13. (Tenga usted cuidado con ese arma)¿Por qué voy a tener cuidado si tengo un arma?. (Tiene usted que esperar cinco días para poder comprar ese arma). ¿Cinco días? ¡Pero si yo estoy furioso ahora!

14. Sé que nunca he tenido mucha fe en que existieras realmente, y nunca me acuerdo de ti. Pero, si estás ahí arriba... ¡Sálvame, Supermán!

15. (¿A quién puede gustarle ponerse unas mallas y que le griten?) Pues a las furcias, ¡y a Spiderman!

16. Estoy de acuerdo contigo en teoría. ¡Y en teoría funciona hasta el comunismo!

17. Intentar algo es el primer paso hacia el fracaso.

18. Hijo, si realmente quieres algo en esta vida, tienes que luchar por ello. Ahora, silencio. ¡Van a anunciar los números de la lotería!

19. ¿Cuándo voy a aprender? La solución a todos los problemas de la vida no está en el fondo de una botella. ¡Está en la televisión!

20. En la vida hay tres tipos de personas. Las que saben contar y las que no.

21. No dejes que la muerte de Krusty te deprima y te hunda por completo, muchacho. La gente siempre acaba muriéndose. Es así de simple. Es mas, mañana tu podrías amanecer muerto. Bueno. Buenas noches.

22. ¿Cómo se supone que la educación me va a hacer más listo? Al contrario, cada vez que aprendo algo nuevo, algo que ya sabía desaparece de mi cerebro. ¿Recuerdas cuando hice ese curso de fabricación de vino en casa y se me olvidó conducir?

23. El hecho de que seas paranoico no quiere decir que no te estén buscando.

24. Hay dos palabras que te abrirán muchas puertas: Llama y empuja.


sábado, 9 de octubre de 2010

"Amador": Fernando pasa de león a gatito con poca garra

El cine de Fernando León de Aranoa se ha vuelto previsible. Después de retratar a los niños marginales (Barrio), a los parados (Los lunes al sol), a las prostitutas (Princesas), y de que Monzón le pisara los presidiarios, estaba bastante claro que le tocaba la tercera edad o los inmigrantes, temas que toca en Amador, su nueva película, los dos a la vez. Para la próxima o cambia de estilo o empezará a resultar ridículo en su búsqueda de colectivos marginales porque le van quedando pocos que puedan dar pie a una película con conciencia solidaria, de “buen rollito”. Se le pueden proponer ideas: chaperos, deficientes mentales, o periodistas que como todo el mundo sabe somos gente de mal vivir.

Fernando León de Aranoa ha perdido el punch desde Princesas. Debe ser que ese punch se llamaba Elías Querejeta, que casualmente ha dejado de producirle justo en ese momento. Y es que Familia, la mejor película de Aranoa, estaba muy, pero que muy bien, pero, ¿a que tenía el tono de Dulces horas (sobre un tipo que contrata a una compañía de actores para que representen a los personajes de su pasado) producida por Querejeta? Y Barrio, qué buena, pero cómo se parecía a Deprisa, Deprisa, (en torno a cuatro chicos del extraradio), también del mismo productor. No es el único, pues a pesar de su perfección formal a Carlos Saura tampoco hay quien le aguante desde que dejó de estar asociado al productor vasco (siento decir esto de Saura, pero alguien tiene que decir de una vez que el emperador está desnudo).

Aranoa se ha vuelto por ejemplo repetitivo. Otra vez tenemos un omnipresente timbre que suena, metáfora de la conciencia de la protagonista que la llama, como aquel móvil del personaje de Candela Peña, en Princesas. De esa película le ha sobrado un personaje, una “princesa” que sale en este film porque se debe haber equivocado y estaba destinada a aparecer en la anterior cinta del director.

El espectador no es tonto, y no se deben explicar en los diálogos cosas que ya se dan por supuestas, porque eso sienta muy mal. Es lo que ocurre cuando en una secuencia la protagonista dice “lo hice porque necesitaba el trabajo”. Vale, Fernando, que ya nos hemos enterado. Y las metáforas son bastante tontas, pues llega a meter un tren que se va, simbolizando la muerte que, en fin, es un poco evidente, o una flor creciendo en un vertedero que alude a la esperanza de ser feliz rodeada de basura de la protagonista.

Y finalmente, tengo que confesar que a mí lo que me ha sentado mal de verdad, es que Aranoa haya perdido su capacidad para integrar el humor cuando quiere contar una historia trágica, como he intentado yo hacer en este texto. En Los lunes al sol, Santa -memorable personaje interpretado por Javier Bardem- protagonizaba una antológica secuencia en la que ofrecía su particular opinión obrera sobre la fábula de la cigarra y la hormiga, en la que la hormiga no quedaba demasiado bien. Muchas risas. Aquí, la prostituta cuenta con poca gracia chistecitos forzados que ya me sé, y que quedarían mejor en una película de Torrente (“¿le has hecho alguna pajilla?”) que en una de León de Aranoa.

lunes, 4 de octubre de 2010

Explicaciones al final de "Origen"

Este fin de semana estuve en una discoteca madrileña de moda, no había cola para entrar y cuando pensé que me iban a cobrar 20 euros por una copa, el camarero me dijo que me la regalaba para celebrar que Belén Esteban se retiraba de la televisión. Fue en ese momento cuando una rubia escultural se acercó para decirme que quería ser la madre de mis hijos. Como esas cosas no me ocurren, digamos, 'demasiado a menudo', decidí poner a rotar una peonza que llevo conmigo, pero resultó que no dejaba nunca de girar, así que según la película Origen todo debía ser un sueño... ¡Me lo tenía que haber imaginado!

Atención, a partir de ahora este post es un gran 'spoiler', o sea, para aclararnos, que te voy a destripar el final de Origen, así que si no la has visto, no sigas leyendo, total, mi blog no merece tampoco mucho la pena. Cuando vi la película -y creo que le pasará lo mismo a cualquiera que la vea por primera vez- me pareció que tenía un final abierto. Dom Cobb se reencontraba con sus hijos en el jardín. Para comprobar que era cierto pone a girar su peonza. Cuando ésta parece que pierde fuelle y se va a parar, la pantalla se oscurece, así que no se sabe si el protagonista está en la realidad o en un sueño. Como me encantan las dobles interpretaciones desde que leí uno de mis libros favoritos, "Otra vuelta de tuerca", de Henry James, pues salí encantado del cine.

Pero hete aquí que existen muchos friquis que no han visto la película sólo una vez, sino que han consagrado su vida a verla, y a participar en foros de internet sobre el film y tal. Y entonces han ido atando todos los detalles para descubrir significados ocultos. Según estos friquis, cuandoLeonardo DiCaprio está soñando, lleva siempre un anillo de boda, pero al final no lo tiene, así que está en la realidad. El diseñador de vestuario del film, Jeffrey Kurland, dice que la peonza caerá porque los niños llevan van vestidos igual en todas las escenas, pero al final han cambiado de ropa.

Ahora, Michael Caine ha contribuido a zanjar el debate en una entrevista que concedió a la emisora de radio de la BBC. El veterano actor al que el otro día puse a caldo en este blog por protagonizar Tiburón: La venganza, uno de los peores films de la historia, tampoco tiene ninguna duda de que el final es real. "Si yo estoy ahí, es real, porque yo no salgo nunca en los sueños. Yo soy el tipo que inventó el sueño", explica Caine.

viernes, 1 de octubre de 2010

¿Cuántas películas puedes ver en toda una vida?

Ha fallecido, a los 65 años el mismísimo Gwilym Hughes. ¿Que quién es Gwilym Hughes? Pues nada menos que el tipo que aparecía en el libro Guinness como la persona que había visto más películas del mundo. El 13 de marzo de 2008 sumaba la nada despreciable cantidad de 28.074 películas, una cifra al alcance de cualquiera que trabaje escribiendo sobre cine, pero que no está nada mal. Son tantísimas que ha tenido que ver hasta los grandes éxitos de Chiquito de la Calzada.

28.074 películas. ¡Eso sí que es ser cinéfilo! He estado haciendo cálculos y para llegar a eso hay que ver unas 510 películas al año (1,4 al día) durante 55 años.

Hughes empezó a ver cine a los 8 años, cuando acudió a una proyección de Las minas del Rey Salomón. Después de que una enfermedad infantil le dejara postrado en un hospital durante mucho tiempo, decidió llevar un registro de todas aquellas películas que veía. Trabajó toda su vida como decorador, aunque acababa de jubilarse, y siempre se tragaba dos películas por día, entre las 9 y las 12, más o menos -en función de la duración de las cintas-.

El hombre que más veces ha visto la misma película del mundo

Conocí una vez a un tipo que también debería figurar en el libro Guinness. Sin duda, es la persona del mundo que más veces ha visto la misma película: La guerra de las galaxias. Cuando el chico tenía 24 años, hace ya algún tiempo contaba que había visto a Luke Skywalker y compañía exactamente 3658 veces.

No es que llevara un registro exactamente, pero me comentaba que antes de entrar en el instituto ya había visto 8 veces la peliculilla de George Lucas. Entonces, se la compró en VHS y se la puso una vez al día durante 10 años hasta después de acabar sus estudios en la facultad, lo que hacen un total de unas 3.650 veces, más las ocho anteriores, en total 3658 veces. ¡Como para subestimar el poder de la Fuerza! Aunque supongo que las antiguas cintas de vídeo no daban mucho de sí y tenía que volver a comprarla de vez en cuándo porque se le tenían que gastar. George Lucas debería donarle la mitad de su fortuna en reconocimiento.

Eso sí, el chico era como los libros humanos de Fahrenheit 451, o sea que se sabía tan bien la cinta y todos sus detalles que si se hubieran perdido todas las copias habría podido reconstruirla al milímetro.

Podía recitar los diálogos de corrido. De hecho, lo hacía de vez en cuándo empezando por el "Hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia muy lejana" y terminando por la lista de técnicos que salían en los títulos de crédito. Lo más asombroso de todo era su increíble capacidad para incorporar a la vida real las frases del film. Por ejemplo, se comía todas las patatas bravas y si intentabas coger una te decía "Éstos no son los androides que buscáis", por si nos hipnotizaba y desistíamos. Una vez le pregunté si le iba a tirar los tejos a una tal Mari Pili, que no parecía hacerle mucho caso, y respondió algo así como "Vas a ser testigo del poder de esta estación espacial armada y en perfecto funcionamiento". Otro día os tendría que contar el caso del genial informático, uno de los que crearon la web Decine21, que se expresa mediante diálogos de películas de Tarantino.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

La noche americana de Penélope Cruz

En una secuencia brillante de La noche americana, en la que François Truffaut recrea el rodaje de una película, la actriz resulta estar demasiado obesa para lo que se supone que debe estar, hasta que uno se da cuenta de lo que ocurre: ¡está embarazada! Pues bien, la realidad supera a la ficción. Rob Marshall, el de Chicago (2002), que dirige Piratas del Caribe 4, ha debido de quedar un poco conmocionado porque tiene que llevar a buen puerto una película que debe costar unos doscientos millones de dólares (se dice pronto), y resulta que la gran diva del film, la española Penélope Cruz, se presenta en el set con una barriguita sospechosa.

"¡Si no estoy embarazada!" -decía la actriz hasta hace un par de semanas, pero lo cierto es que por lo que ha engordado, uno cree que está de más de cuatro meses, como ella dice, o que va a dar a luz a dos gemelos muy rollizos. Ni Rob Marshall, ni los productores del film, concilian el sueño desde que se dieron cuenta de este pequeño detalle. Según cuenta la revista Life and Style, van a retocar en 'postpro' digitalmente a la muy profesional 'Pe' para ocultar su barriguita.

Esto me recuerda que casualmente, Pe se casó hace muy poco con Bardem, muy progresista, y muy rojo, como es bien sabido. Pero ahora resulta que se ha casado con la novia a la que ha dejado embarazada, como buen caballero a la antigua usanza. Sí, señor, Bardem ha sabido comportarse, como un hombre de verdad, de los de antes. Ya habría sido la bomba si se hubiera casado en España, como ha hecho el mismísimo Julio Iglesias, y eso que el cantante ni vive aquí ni apenas viene a cantar.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Luis Tosar hasta en la sopa

Aunque hemos tenido uno de los mejores años de cine español que se recuerdan (si hay hasta más de una película que se puede ver y todo), lo cierto es que parece que mandar alguna que nos represente en los Oscar resulta bastante complicado, como es habitual.

Este año han preseleccionado También la lluvia, que según cuenta todo el mundo, está bastante bien, pero que nos pone a los españoles a bajar de un burro. Va sobre unos que ruedan una película sobre lo peor que hicieron los conquistadores españoles. Así nos va, alimentando nosotros nuestra propia leyenda negra, que los ingleses no han tenido que esforzarse mucho por divulgar, si ya nosotros arrojamos piedras contra nuestras propias cabezotas.

También compite Lope, sobre la que ya he hablado sobradamente en este blog, y comenté por qué me parece que no funciona, básicamente, porque no se sabe qué quieren contar, ni cuál es el conflicto principal de la trama.

Por último han escogido una película buena, Celda 211, aunque me da la impresión de que, en fin, recurrir a una película 'de la temporada pasada' se hayan estirado las reglas o no, es un síntoma de que no tienen mucho dónde escoger, sobre todo desde que empieza a cantar la traviata el hecho de que desde que a Fernando León de Aranoa no le produce Elías Querejeta, sus películas no son lo mismo, ni de lejos. En fin, no está mal haber escogido Celda 211, aunque ya puestos podría haber competido con El verdugo e Historias de la radio, aprovechando que los yanquis no sitúan muy bien cuándo hemos estrenado nosotros las películas.

Luis Tosar leyó el acta donde se anunciaban las películas candidatas. Los votos han sido supuestamente contabilizados por un notario que no le había dicho a nadie de la Academia cuáles eran los resultados. El caso es que los tres títulos que salieron de la boca de Luis Tosar tenían algo en común: ¡la presencia del propio Luis Tosar! El hombre es protagonista o secundario de las tres películas. De vértigo.

Me recuerda aquellos tiempos en que era imposible ver una película sin Antonio Resines, o en otra época determinada una en la que no saliera Alfredo Landa. Ahora hay que currárselo para ver cine patrio sin Luis Tosar.

Un tío muy majo, que conste, no tengo nada en contra suya. Pero la 'casualidad' da que pensar. Este fin de semana me encontré en un famoso cine madrileño de versión original a una veterana de las entrevistas de cine que ahora trabaja en el departamento de comunicación de la Academia, así que le pregunté sobre el asunto. Asegura que es todo casual, que llamaron a Luis Tosar para leer el acta, porque fue el último ganador del Goya al mejor actor, por Celda 211.

Yo me lo creo todo. También que casualmente la película de Álex de la Iglesia, al que su amiguete Quentin Tarantino acaba de darle el premio a la mejor dirección y al mejor guión en Venecia, no vaya a los Oscar, pero sí a los premios Ariel mexicanos. Casi siempre coinciden los tres títulos, porque los votantes no se ponen a pensar si una película gustará más en México que en Estados Unidos y me consta que se suele votar a las mismas, salvo este año.

Pues bien, en el fondo ha tenido suerte Álex de la Iglesia de que se le votara sólo para los Ariel, porque, ¿no habrían escrito muchos artículos malévolos si la Academia manda a los Oscar la película de su propio presidente? Habría sido un poco sospechoso y los periodistas somos muy malpensados.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Tiburón, la venganza", uno de los peores bodrios jamás filmados

Leo en DECINE21 "La Cosa Rosa", que redacta con esmero con su pluma afilada la cronista social Estrella Martínez, y me fijo en una espeluznante noticia, tanto que la sección se podría llamar "La Cosa Negra". Resulta que a lo largo de "un buen día para pescar", un tipo que navegaba por las aguas de New Providence, la isla donde se rodó Tiburón, la venganza, capturó un escualo. Todo iba bien hasta que se fijó en el pequeño detalle de que en la boca del animal había una pierna, y dentro todo el señor.

Bueno, no, todo el señor menos la cabeza, que se ve que no le acabó de gustar y la había escupido.

La noticia me ha espeluznado, no sólo por el desgraciado suceso, sino porque me ha traído a la memoria la película de marras, Tiburón, la venganza, una de las peores películas de terror que he visto en mi vida.

En la cinta aparece Lorraine Gary, que tras ver el resultado de su trabajo debió quedar tan conmocionada que dejó el cine para siempre. La actriz vuelve a encarnar a Ellen Brody, la esposa del jefe de policía de Tiburón, el film original de Steven Spielberg. El marido ha fallecido, y ha sido sustituido en su cargo por uno de sus hijos, que aparece muerto, devorado por un gran tiburón blanco.

Ellen Brody llega a la conclusión de que la muerte no ha sido casual, sino que la bestia marina la tiene tomada con su familia. El tiburón debía ser rencoroso, y quiere ajustarles las cuentas porque el sheriff mató al de la primera parte, que debía ser un familiar suyo. Total, que la mujer decide volar lejos de allí, con su otro hijo, a las Bahamas. Pero claro, el bicho, no se sabe cómo, les persigue, nada todo lo que hace falta para irse detrás de ellos y continuar con su particular venganza. Vamos, que si la familia se llega a ocultar en Madrid, habría aparecido en el lago del Retiro.

No, nada de esta historia tiene sentido. Recuerdo que salía también Mario Van Peebles, capturado por el tiburón, que se lo llevaba entre sus fauces bajo el agua y se lo zampa. Pero en el último momento del film, resulta que el tipo ha permanecido vivo en el estómago de su atacante, como Geppetto en el interior de la ballena.

No se explica qué hace un gran actor como Michael Caine en este auténtico bodrio. Una vez, le preguntaron en una entrevista por qué había rodado una película tan tremenda. El actor lo tenía muy claro:

-¿Tremenda? ¡Tremenda es la casa que me compré con lo que me pagaron!

Siempre recordaré el final de la película porque resulta que el tiburón saca la cabeza fuera del agua en el momento en el que va a morir y grita y gruñe. O sea, como si te fueran a matar a ti y sumerges la cabeza en un barreño con agua y gritas.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Exclusiva: El oscuro y siniestro pasado de Achero Mañas

Confieso que me encantan las leyendas urbanas, y los rumores sobre el pasado de figuras consagradas. ¿Murió gente de forma inexplicable durante el rodaje de La profecía? ¿Estaban malditos los protagonistas de Poltergeist? ¿Es cierto que el zaragozano Enrique Bumbury era un suplente de los miembros del grupo Parchís?

Walt Disney es sin duda el tipo que ha dado lugar a más leyendas urbanas, no sé bien por qué. Se supone que nació en Mojácar (Almería),  que su cadáver está congelado, y que en una película de la compañía que fundó, El rey león, se puede leer la palabra "Sexo", en un fotograma, como mensaje subliminal. También se comenta que existe un corto porno de Mickey y Minnie, elaborado por uno de sus animadores, como regalo de cumpleaños. Al parecer, Disney aplaudió, felicitó efusivamente al animador que lo había hecho y al día siguiente le despidió. Yo ésta no me la creo, porque tengo amigos apasionados de Disney, bastante friquis, que tendrían ese corto si existiera, ya que los tienen todos, absolutamente todos, hasta uno en el que sale Donald en la Alemania nazi de Hitler (lo he podido ver). 

Se ha dicho muchas veces que Clint Eastwood era hijo de Stan Laurel, con el que guarda un tremendo parecido, -aunque el rumor no es verdad-,  que Sylvester Stallone tiene un  turbio pasado como actor porno y que el guionista de Rambo fue James Cameron -estas dos cosas sí que son rigurosamente ciertas-. 

Pero para pasados oscuros y sorprendentes, acabo de descubrir uno que me ha dejado patidifuso. De hecho, creo que le puedo chantajear para que me haga entrega de una buena suma de dinero a cambio de no divulgar este vídeo  a los cuatro vientos. El personaje en cuestión me concedió una entrevista hace dos semanas, y podría haber aprovechado para extorsionarle.

El vídeo pertenece al bizarro clásico del cine hispano Las aventuras de Enrique y Ana, donde ya de por sí tenía narices el malvado y monstruoso Barón Von Nekruch, que era nada menos que el gran Agustín González pintado de verde. Pero atención al niño con el sombrero verde que animosamente canta y toca el bajo como integrante del grupo musical Coconuts. Hoy en día es un prestigioso director independiente de cine social español, que acaba de estrenar película. Cuidado con la cancioncita de marras, que se pega y os acompañará durante días como por obra de algún ritual satánico.

Después de esto, dudo que me vuelva a conceder otra entrevista.

lunes, 6 de septiembre de 2010

¿Es necesaria una parodia de "Crepúsculo"?

Está a punto de llegar a las pantallas españolas Híncame el diente, la parodia de Crepúsculo. Pero, ¿era realmente necesaria? Hasta ahora pensaba que las adaptaciones de las novelas de Stephenie Meyer -en las que los vampiros no necesitan comer, pero sí cocinan spaghetti por si hay invitados- eran ya lo suficientemente hilarantes. Es como intentar parodiar Top Secret. ¡Si ya es una comedia! Además, se corre el peligro de que la parodia sea menos graciosa que el original, lo que sería el colmo.

Los momentos más hilarantes de la saga "Crepúsculo" (voluntarios o no):

1. Desolada porque su novio vampírico le ha dejado, Bella descubre que cuando está en peligro puede ver apariciones fantasmales de Edward, que le advierte de que no se ponga en peligro. Cuando sale del cine con su amiga, unos moteros con pintas bastante 'chungas' se ponen a piropear a Bella al más puro estilo macarra. Contra todo pronóstico, ella decide acercarse al que tiene la peor pinta y subirse con él en la moto. ¡Si sigue en peligro podrá seguir viendo a su amado!

2. Como su novio está frío, porque es un vampiro, Bella está a punto de congelarse en una tienda de campaña. Pero el hombre lobo Jacob acude para acostarse junto a ella y darle calor (os lo aseguro, esto ocurre en la película). Cuando el vampiro intenta detenerle, Jacob responde: "Soy un tío más caliente que tú". Jacob se mete en el saco con Bella y le dice: "Entrarás en calor pronto, sería más rápido si te quitaras la ropa".

3. Edward se pone pesado pidiéndole a Bella que se case con él todo el rato. Ésta le responde que tiene sus dudas porque los divorcios son muy comunes. El vampiro replica: "Pero no son tan comunes los divorcios en matrimonios entre humanos y vampiros". Pediría a los guionistas que se tomaran un poco más en serio este bodrio. 

4. Mientras celebra su cumpleaños con sus amigos vampiros, la poco espabilada Bella se hace un corte en un dedo al abrir uno de sus regalos con el papel de envolver. De la herida sale una pequeña gota de sangre que cae al suelo, lo que despierta el lado oscuro del vampiro Jasper, que se relame y se abalanza sobre ella. Para  salvarla, al poco brillante Edward no se le ocurre otra cosa que empujar a Bella, que cae sobre una mesa de cristal y la rompe, lo que provoca que le sangre todavía más el brazo, provocando aún más al chupasangres. El personaje dePeter Sellers en El guateque no la habría salvado mucho peor.

5. Como Jacob se quita la camiseta todo el rato para "mostrar cachas" descaradamente, provocando el delirio en los cines llenos de adolescentes desatadas, a los guionistas ya les da vergüenza incluir estas escenas. Por eso, han acabado tomándoselas a chirigota, hasta tal punto de que en Eclipse, Edward se encuentra con Jacob a pecho descubierto. El vampiro le pregunta a Bella: "¿Qué pasa que este tío no tiene dinero para camisetas?"

6. La saga incluso da lugar a risas en la vida real. Durante la rueda de prensa en Madrid de Luna nueva, un periodista les pregunta a los comparecientes, el director Chris Weitz, y los actores Robert PattinsonKristen Stewart y Taylor Lautner, si conocen a algún cineasta español. Éstos sudan la gota gorda, se lo piensan, vacilan y al final responden que Almodóvar (que según Weitz, ¡tiene mucho mérito por lo difícil que era hacer cine durante la dictadura!) y Carlos Saura y Amenábar, provocando la hilaridad de los plumillas españoles ante la tópica respuesta. Al darse cuenta de esto, Chris Weitz les devuelve la pelota y pregunta si conocen a algún periodista americano. Y toda la sala grita al unísono: ¡Oprah! O sea que nosotros podemos ser igual de previsibles que los yanquis.

sábado, 4 de septiembre de 2010

"Lope": el gran fiasco del año del cine español

Quizás no sea el truño de la temporada del cine español, pero Lope sí que es la película más decepcionante, porque tenía posibilidades. El esfuerzo de producción es notable, y cuenta con un reparto de lujo que incluye a las dos mejores actrices jóvenes del cine español, Leonor Watling y (no se puede describir con palabras lo que me gusta esta chica) Pilar López de Ayala. Ay, las dos juntas en la misma película. Los secundarios vuelan alto, y la vida del llamado Fénix de los ingenios ("Fénix", no "Félix", amigo Sergi Sánchez) daba para mucho, por lo menos para haber llegado a la final del Mundial, pero no pasamos de cuartos.

El principal defecto de Lope es el guión. Un desastre. No se sabe muy bien cuál es el conflicto principal y sin conflicto no hay drama. ¿Quiere Lope triunfar en el teatro? No parece que tenga grandes problemas para ello. ¿Es Lope un tipo acomplejado por su bajo estatus social que pretende aparentar lo que no es? Ése parece que va a ser el tema central al principio, cuando entierra a su madre por todo lo alto, y se pone un traje de un noble, pero luego parece que a los guionistas se les olvida por completo ese tema. ¿Ama al personaje de Pilar López de Ayala pero no puede irse con ella porque no pertenece a su clase social y está casada? Pues no parece que el tema le desespere. Es más, en una secuencia en la que Lope lloriquea un poco, ella le dice que su padre va por fin a estrenar una obra suya, y Lope se queda tan contento. Sin conflicto la película no va a ningún lado y ofrece la sensación de ser demasiado premiosa.

El actor principal, Alberto Ammann (que estaba tan bien en Celda 211) aquí fracasa, pero porque es imposible saber qué tiene que interpretar y parece que se toma el papel a pitorreo. Lo nunca visto es que esté mal Pilar López de Ayala, grande entre las grandes, solvente incluso en películas mediocres, pero es que tampoco se sabe muy bien cómo es ni qué pretende su personaje, Elena Osorio (la "Filis" de las poesías de Lope). Pensé durante todo el metraje que tenía "un calentón", o sea que le gustaba el poeta para un ratito y ya está, aunque luego al final parece que sí está enamorada de él... Pues chica, lo has disimulado muy bien, que dabas la impresión de que te la traía "al pairo" Lope de Vega, como si le raptan los marcianos.

El único personaje de los importantes que se entiende es el de Leonor Watling (Isabel de Alderete y Urbina, la "Belisa" de los versos del escritor), que tras darse cuenta de que los versos que le dedicaba su pretendiente que tanto le gustaban, en realidad los ha escrito Lope, en plan Cyrano de Bergerac, se enamora ciegamente hasta la locura del escritor, pero la cosa es tan exagerada que llega al patetismo. Parece una pobre pelele persiguiendo a Lope a todas partes. Éste se acuesta con ella pero no da muestras de que la chica "le suba la bilirrubina".


La pobre Watling interpreta las secuencias más ridículas de la película; en una no puede dar de comer a un enfermo ¡porque le tiembla el pulso en presencia de Lope! La otra no tiene desperdicio:

-Te seguiré a dónde sea, Lope, si te embarcas, me embarcaré contigo.

-No lo entiendes, las mujeres que se embarcan sólo son las putas.

-Pues seré tu puta -la frase es tan ridícula (parece de peli porno) que el pobre montador ha tenido que poner un plano en el que la Watling está muriéndose de la risa, o sea que es el único material que tenía o los otros planos eran aún peores.

Para ejemplo de guión cutre, la secuencia en la que Lope improvisa sonetos, copiada -también- de Cyrano de Bergerac y su "al finalizar os hiero", pero en fin, las comparaciones son odiosas:

-Un soneto me manda hacer Violante...

-Espera, espera -le diría un guionista al otro-. Queda muy raro eso aquí. En esta película no hay nadie que tenga el apodo "Violante", y además, se supone que la Violante de Lope era una chica, y aquí le pide la improvisación un tío.

-Es igual. ¡Esto es cine español! Le decimos al montador que en esa primera frase, suba al máximo el ruido y los diálogos de fondo para que no se escuche el primer verso, y tirando 'pa alante'.

En fin, ¡si Lope de Vega y Carpio levantara la cabeza! Pues se iría a ver al director de la película y cuando lo tuviera delante, seguro que le improvisaba uno de sus sonetos:

Mis hazañas habéis llevado al cine,
con dinero y un ajustado reparto.
Os ruego permitáis que de ella opine,
al verla casi sufro de un infarto.

Creo que el público se aburrirá bastante,
desde la calle se escuchará más de un ronquido.
Alguna escena es sin duda vergonzante,
en medio de la peli me he salido.

Por el primer terceto voy entrando
y mi crítica no ha sido muy, muy dura.
¡Yo debería estar despotricando!

Así que os confieso, con algo de amargura,
pese al bombo que los medios le están dando:
La película "Lope" es un poco basura.