jueves, 18 de septiembre de 2008

El cineasta agradecido

Es de bien nacidos ser agradecidos. Como en este blog intentamos por norma general en la medida de nuestras humildes posibilidades fomentar las buenas costumbres y resaltar casos que muestren la buena educación de las personas, hemos decidido alabar públicamente el modélico comportamiento del ínclito José Luis Garci –uno de los más valiosos, frescos y arriesgados cineastas del interesantísimo panorama del cine español actual–, por su valiente muestra de buenos modales, en un momento histórico en el que apenas abundan, e incluso a veces te tildan de anticuado por seguir las más elementales normas de decoro.

Sin duda, Garci ha demostrado un enorme valor al reconocer públicamente –en el dossier de prensa que manejamos en los medios de comunicación– el inmenso gesto que tuvo con él al financiarle generosamente su última y carísima película, Sangre de mayo, la valiosa, inteligente, sincera e ilustre presidenta de la Comunidad de Madrid, doña Esperanza Aguirre Gil de Biedma, condesa de Murillo y por tanto Grande de España (no es broma, si su marido tiene el título nobiliario de Conde de Murillo, ella es condesa). 

Lo más arriesgado del gesto de Garci es reconocer abiertamente su gratitud hacia Esperanza Aguirre, a pesar de que sin duda sabe que este gesto va a ser muy mal interpretado y criticado por periodistas y cronistas odiosos sin escrúpulos, que sin duda malinterpretarán sus palabras y las tildarán de mero 'peloteo' interesado. A Garci el hecho  de que le vayan a descalificar no le ha impedido expresar sus más sinceras emociones. Y encima, ha tenido el detalle de redactarlas parafraseando al estadounidense Orson Welles, uno de los pocos realizadores de los que se puede decir que estuvo casi a la altura del propio Garci en cuanto a genialidad se refiere. Garci homenajea su célebre frase en la que comparaba el cine con un juguete, concretamente con un tren eléctrico, que el español ha sustituido en su escrito por 'un fuerte y media docena de pieles rojas' con los que jugaba de niño.

Pero cedamos la palabra al propio Garci, ya que es imposible capturar en nuestra crónica la gran emoción que transmite en su escrito el director de grandes clásicos de nuestro cine como el sobrio drama Volver a empezar o la trepidante cinta de acción I'm the One, en cuyo título se hizo referencia a sí mismo, el 'Number One' del cine español. Éste es el impagable párrafo escrito por el director y presentador del memorable programa televisivo Qué grande es mi ego:

"Nunca había filmado batallas, cañonazos, cargas de caballería; ni en decorados enormes que reproducían calles de Madrid o estancias del monasterio de El Escorial, por no hablar de los cientos de figurantes (...). Hace ya dos años y medio, la Comunidad de Madrid (que ya manejaba numerosos proyectos para conmemorar el Bicentenario del 2 de mayo de 1808), me ofreció la posibilidad de enfrentarme cinematográficamente a tan poliédrico hecho, una insurrección que desencadenaba un vacío de poder, primero, y la Guerra de la Independencia, después. Jamás se lo agradeceré suficientemente a Esperanza Aguirre. Porque ha sido como uno de aquellos regalos que recibí y no recibí de niño. Todo junto. Como el fuerte y la media docena de pieles rojas y de soldados del Séptimo de Custer, que me regalaron mis padres unas navidades, y como la bicicleta que nunca pudieron comprarme".

Ésas son las emotivas palabras de Garci. Da gusto saber que a partir de ahora, cada vez que pague mis impuestos como ciudadano de la Comunidad de Madrid podré pensar que el dinero público está en buenas manos, que sabrán darle usos inteligentes y adecuados, como por ejemplo financiar decorados enormes y cientos de figurantes para películas tan esperadas y necesarias como la última de Garci.

Espero que después de este artículo nadie vuelva a poner en duda en los comentarios del blog mi gran devoción por el cine español, sólo superada por el cariño y pasión que siento por las series televisivas españolas. ¿En qué se queda el pobre House si lo comparamos con la inolvidable y rompedora Médico de familia? Pero ésa es otra entrada del blog que debe ser escrita en otra ocasión.

7 comentarios:

Mi vida en 20 kg. dijo...

Uf, ni idea quien es este Sr. pero claro esta que jamas volvere a confundir tu nombre con el de el.....yo seras Lindorfo...te parece bien?
Sys

geminisdespechada dijo...

jeje J.L (Juan Luis para tu familia, Jose Luis para nosotras) aprecio cierto tono poco usual en tu entrada, pero, por si nos están leyendo, diré que me alegro mucho que hayas recapacitado. Aunque el título del programa creo que no era ese XDDDD

Juan Luis Sánchez dijo...

Jajajaja, Mi vida. Sí, es otro José Luis. Somos muchos. Prefiero ser LIndorfo, es mucho más original, no te digo que no. ¿A ti no te han puesto un nombre árabe en Egipto? ¿No te llaman Fátima o Samira o algo así? Un beso, Mi vida, gracias por venir al blog.

Hola, Géminis. Ya me explicarás por qué tengo cara de José Luis. ¿Tuviste un novio llamado José Luis que era el peor tipo sobre la Tierra y yo tengo cara de eso? Misterios irresolubles de la mente femenina. Un beso, Nazareth.

geminisdespechada dijo...

pues no, no tengo malas experiencias, ni con juan luises ni jose luises, yo lo digo por solidaridad con mivida, que confiese ella! jeje

Mi vida en 20 kg. dijo...

No!!! esos nombres paganos no van conmigo, a mi me llaman Isis, pero no se lo digas a nadie jajajajaj.....nada solo que me cambian el nombre, remplazan las "r" por "L".
Geminis es una amiga estupenda.
Sys

bizarro con interrupciones dijo...

WIKIPEDIA: "Isis es el nombre griego de una diosa de la mitología egipcia. Su nombre egipcio era Ast, que significa trono, representado por el jeroglífico que portaba sobre su cabeza. Fue denominada "Gran maga", "Gran diosa madre", "Reina de los dioses", "Fuerza fecundadora de la naturaleza", "Diosa de la maternidad y del nacimiento"

Nada, ya nos explicarás algún día esto :-)

Juanluis: tu eres un desgraciado, una mala, malísima persona, que te has creido que el dinero de la comunidad de madrid es para pagar los hospitales, educación y salud pública para todos ¡¡Hala, a tirar la casa por la ventana!!!

El dinero público está para satisfacer los gustos de la condesa o para devolverselo a los ricos, como ella, que la pobre no llega a fin de mes, porque se le va el dinero en calefacción, porque tiene una casa con los techos muy altos, la pobre (No es broma, ella lo dijo, literalmente, bueno, peor todavía, lo dejó por escrito creo que una biografía que le escribieron por encargo.

Por cierto, llenar corriendo las garrafas de agua o iros aprovisionando de botellas de Fontvella o Acquaviva, porque la condesa acaba de anunciar que va a privatizar hasta el agua (el 49% del Canal de Isabel II, lo anunciaron anteayer)

¡¡¡A los pobres ni agua!!!
¡¡¡Muera el proletariado sucio y maloliente!!!!
¡¡¡Al paredón (mejor, a las galeras) con la clase trabajora!!!
¡¡¡Todos con la condesa!!!!

Anónimo dijo...

Con todo el dinero público que se regala para conciertillos, peliculillas etc hay que criticar a Garci porque no es lo suficientemente izquierdoso.

Se os ve el plumero a leguas.