martes, 25 de noviembre de 2008

Viggo me tiene fascinado

Donde digo 'Viggo' digo 'Diego' (Alatriste). O sea, que me refiero al actor que hizo de Diego Alatriste. Me encanta hablar de Viggo Mortensen por muchas razones. Tuve el honor de que me concediera una entrevista a raíz de su trabajo en Appaloosa, un western dirigido por el ilustre Ed Harris. Descubrí a Viggo como granjero amish en Único testigo y guardo un grato recuerdo de muchos papeles suyos (Extraño vínculo de sangre, Marea roja, Atrapado por su pasado, El señor de los anillos, Promesas del Este), lo que compensa sobradamente que haya salido también en algún que otro bodrio (La teniente O'Neil, La pistola de mi hermano, Alatriste). Pero lo que realmente me tiene fascinado es que sea un artista polifacético capaz de escribir poesía, pintar, publicar libros de fotografía artística y componer música de jazz. Si hasta tiene discos donde lee fragmentos de sus poesías y compuso un tema para la banda sonora de El señor de los anillos. Qué joyita de tío.

Semejante talento renacentista no es ni mucho menos un tipo altivo que te mire por encima del hombro. Le encanta pasear y recorrer ciudades pasando más o menos desapercibido, como hacía Aragorn cuando adoptaba la identidad de Trancos. Cuando preparaba Alatriste se le podía ver paseando por Madrid, y también cuentan que se le vio en alguna ocasión por León. Llevaba bigote, lo que le daba una imagen muy diferente a la que llevaba en la trilogía de Peter Jackson y al parecer era poca gente la que le conocía. Desde luego, no organizaban grandes alborotos centenares de fans enloquecidas, como si hubiera sido Brad Pitt o el dichoso Duque de Sin tetas no hay paraíso.

Me recibe en un céntrico hotel madrileño; me llama la atención el olor del mate que lleva en un termo. Aunque nació en Nueva York, pasó gran parte de su infancia en Argentina, por lo que parece más argentino que otra cosa. No sólo por el mate, también porque habla español con acento argentino y porque nos regaló a todos los periodistas un banderín del club de fútbol San Lorenzo de Almagro, del cual es ferviente seguidor. De hecho, aparece por el campo muchas veces para ver el partido.

Antes de someterle al interrogatorio de rigor me dijo que había llegado la tarde anterior a Madrid y antes de ir al hotel se había metido en el cine, a ver Sólo quiero caminar, de su amiguete Agustín Díaz Yanes, el de Alatriste. ¿Imagináis la cara de los espectadores que esperaban a que empezara la película y vieron entrar a Aragorn en la sala?

De hecho, quería contar una anecdotilla. Tengo varias, pero la que más gracia me hace ocurrió en pleno rodaje de Alatriste. Viggo se empeña en ir a los toros, porque era la temporada de San Isidro, en Las Ventas. Compra entradas para él, el director y parte del equipo, pero cuando llega al set le dicen que le habían comentado muchas veces que ese día tenían que rodar algo importante, y que no se podían escapar a la corrida.

Decide irse a la puerta de la plaza y regalar las entradas entre los aficionados que pasaban por allí. Me imagino la sorpresa de los viandantes cuando Aragorn se acercaba a ellos para invitarles a los toros. Alguno pensaría que si se lo contaba después a su mujer, ésta iba a creer que estaba demasiado borracho.

COMING SOON, UNA NUEVA Y ABSOLUTAMENTE PRESCINDIBLE VIDEOCRÍTICA. DESCUBRAN EL HORRIBLE TRUÑO QUE ME HA TOCADO COMENTAR ESTA SEMANA PORQUE SE HA EMPEÑADO MI JEFE Y CÓMO HE INTENTADO SALIR DEL PASO MÁS O MENOS AIROSO. Y DESCUBRAN TAMBIÉN EL PECULIAR LUGAR LLENO DE GENTE CURIOSA DONDE ME HE IDO A RODAR. SERÁ EL JUEVES, EN ESTE MISMO BLOG A LA MISMA HORA.

10 comentarios:

Aspective dijo...

¿Sabes? Es al único actor famoso que "conozco" en persona.
Entre las muchas cosas que he hecho,en 2004-5, tuve un bar viejo y desportillado en Madrid, en la zona de La Ventilla, justo frente a donde estaban ubicados los locales de ensayo de la Federación Española de Esgrima. Él estaba allí para apender a manejar la espada española de esa época y en uno de los descansos entraron todos al bar (supe que iba el chaval que hacía de Íñigo en Alatriste, pero no le reconocí). Invitó a todos a cerveza y se acabaron todos los tercios y "botijos" que tenía en las cámaras. Fué muy agradable y no tuve más remedio que pedirle un autógrafo para mi hija (si no, me mata)Y me sorprendió lo bien que hablaba el español.
Fuí un poco provinciano pero me encantó.

Juan Luis Sánchez dijo...

Unax Ugalde se llamaba el actor que hacía de Íñigo.

Sí que es muy simpático. No es tan provinciano pedirle un autógrafo. Si tienes una hija es lo mínimo que podías hacer. Así que tuviste también un bar. Vaya vida más polifacética la tuya. Voy a tener que hacer una entrada también sobre ti. Un fuerte abrazo.

bizarro con interrupciones dijo...

Sí, la verdad es que parece muy majete (aparte de un excelente actor)

Ya sé que los fans de Cronenberg detestan "Promesas del Este", pero que bien estaba de bien ahí...este puede interpretar lo que quiera.

Espero anhelante la nueva videocrítica!

geminisdespechada dijo...

me parto con tus autopromociones..

a mí me habría gustado conocerle, aunque te dejas un dato importante.. es alto? jeje

jaime dijo...

Jaja, no nos la perderemos ninguno de tus fans. Efectivamente eres el rey de la auto promoción, cualquier día te ficha almodóvar

Ya te imagino con taconazos y re-pintarrajeao soltando las próximas gracietas en sus pelis ;)

Juan Luis Sánchez dijo...

Bizarro:

A mí me gusta Promesas y también me autocalifico de fan de Cronenberg. Creo que estoy de acuerdo contigo en que ahí hacía un papelón.

Géminis, pues mide 1,80 o así. No está mal. ¿Qué pasa que sólo te gustan los altos? A los bajitos no nos haces ni caso. Un beso, guapetona.

Jaime, te la puedes perder con tranquilidad, tampoco pasa nada. La verdad es que hecho de menos explotar mi lado femenino. Ojalá hagan una peli tipo Priscila, reina del desierto 2 -qué divertida era esa- y hago la videocrítica de Drag Queen. Sería una risa.

Un saludo a todos.

Esteban dijo...

Hola:
No me siento capaz de juzgar su calidad artística ya que solo he visto de él, la mencionada "Alatriste" (no soy sguidor del "Señor de los Anillos" en película que si en los libros) y la verdad, no me pareció una interpetación digna de mención.
Lo que si me atrevo a decir es que "parece un tipo agradable" por las entrevistas en que le he visto.
Para ser un actor "de exito" eso ya es mucho decir.
Una brazo,
Esteban

Wen dijo...

Yotb le conocí en la estación de Atoche en la época de alatriste y me encantó. Es muy alto, guapo y transmite mucha serenidad. Iba el tipo solo con una botella de agua recién duchado paseando por allí tranquilamente. Tengo que reconocer que me impresionó mucho mucho. Solo me sonrió mientros yo no paraba de decir a mi novio que era muy guapo y muy alto. El pobre lo que tendrá que aguatar... XD Yo no le pedí nada ni nada... total, para qué XD

Juan Luis Sánchez dijo...

A mí en Alatriste tampoco me gustó, Esteban. Pero bueno, también los actores tienen derecho a tener algún día malo. Es que pone una voz muy rara.

Hola Wen, ¿te sonrió de verdad? Eso demuestra mi teoría: que es buena gente. Si a mí me encanta, a las chicas os tiene que impresionar un montón este tipo. Creo que lo bueno es la experiencia de conocerle, no hace falta ni que le pidas nada, con el recuerdo es suficiente, ¿no? Un beso, guapa.

María Jesús dijo...

Viggo Mortensen es un magnífico actor, me encanta. Su trabajo en el Señor de los anillos, fue fantástico. En una historia de violencia, actuó con toda entrega ¡Bravo Mortensen!. La película del Capitan alatriste, no me gustó la realización. Aunque los actores lo hicieron bien, Alatriste dejó mucho que desear.

Besitos