jueves, 15 de enero de 2009

'Slumdog Millonaire', mi favorita para los Oscar


¿Un film rodado al estilo de Bollywood sobre un joven humilde criado en las calles de La India que concursa en la versión de su país de '¿Quieres ser millonario?', presentada por una versión oscura y malvada de Carlos Sobera? Ésta es la premisa inicial de la que para mí –a falta de ver alguna cosa que otra– es sin duda la película del momento.

Estamos en la temporada alta del cine estadounidense, o al menos en lo que se refiere al cine destinado al público adulto. Ésta es la época del año en la que se otorgan todos los premios, falta poco para los Oscar, y tradicionalmente éstos van a parar a las películas más recientes, porque los votantes ya no se acuerdan de lo que se estrenó a principios del año pasado. Salvo en casos excepcionales (El silencio de los corderos, Sin perdón) se premia –sobre todo en los Oscar– a películas recientes. Este año las nominaciones se las repartirán la citada Slumdog Millonaire, El curioso caso de Benjamin Button, Revolutionary Road, The Wrestler, The Reader (El lector), Gran Torino y poco más. Quizás logre alguna candidatura Happy. Un cuento sobre la felicidad y también estarán nominados Pe –por Vicky, Cristina, Barcelona– y a título póstumo Heath Ledger, por El caballero oscuro.

Y dicen quienes la han visto –yo todavía no– que el film de David Fincher –El curioso caso de Benjamin Button– es impecable, reflexivo y muy de Oscar. Pero yo deseo que la estatuilla relativa a la mejor película –por lo menos ésa– se la lleve Slumdog Millonaire, el nuevo drama del británico Danny Doyle, responsable de Trainspotting. Aparte de que la estructura narrativa es genial –la historia se narra a base de flash-backs, a partir de la participación del protagonista en el concurso– Boyle refleja la dramática condición en la que viven los niños de la calle de La India, y sin trivializar el tema. Sin trivializar el tema, consigue que la película sea sumamente entretenida, original, y con toques de humor y momentos de gran tensión. Y todo con actores indios. Recuerda en cierta medida a la brasileña Ciudad de Dios.

Y atención a los títulos de crédito finales. Están mezclados con un número musical de Bollywood.

EN BREVE, GRAN ESTRENO EN ESTE MISMO BLOG DE LA ABERRANTE Y POCO RECOMENDABLE VIDEOCRÍTICA DEL DRAMÓN SIETE ALMAS. ¡YA CASI LA TENEMOS LISTA!

6 comentarios:

Bruja24 dijo...

A veces, los concursos de televisión han sido la base de buenas películas, como Quiz Show o American Dreamz. Vale, esta ultima no es una gran película, pero yo me reí mucho con la caricatura que hace Dennis Quaid del presidente de EE.UU.... no me digas que no es clavado a otro que conocemos todos.
Pues nada, una recomendación más que me guardo en el baúl, espero poder verla muy pronto.
Un beso, muchacho.

geminisdespechada dijo...

vas a estar dos meses anunciando una crítica? eso sí que es marketing, estoy deseando leerla ya...

no había oído nada sobre el carlos sobera bollibudiense este, tiene muy buena pinta, aunque trainspotting me afectó tanto que no podría volver a verla..

Juan Luis Sánchez dijo...

Tienes razón, Bruja24, va a ser que Quiz Show es sensiblemente mejor a American Dreamz. Aparte de Dennis Quaid haciendo de presidente, también tenía unas canciones muy chulas, que parecen sacadas de American Idol de verdad.

Hola, Géminisdespechada. Sí, es algo así como marketing a pequeña escala, para que no se la pierdan los cuatro que leen este blog. A ver si funciona. Si sólo la ven tres, sería un fracaso la táctica de marketing. Te recomiendo Slumdog Millonaire y si todo va bien incluso puede que te dé alguna sorpresa con el particular... Hasta ahí puedo leer. Un abrazo.

María Jesús dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
bizarro con interrupciones dijo...

Jo, que ganas de ver Slumdog millionaire.

A ver si la estrenan pronto...aunque se me acumula el trabajo!

Mi vida en 20 kg. dijo...

Ya vi Slumdog millioner, me parecio buenisima....esta muy bien realizada, las imagines podrian ser perfectamente de algunas areas de Cairo, por la suciedad y la cantidad de gente y vestuarios.
Me parece que podria ganar el Oscar perfectamente, pero ya sabes que yo de cine no se nada.

Un abrazo