miércoles, 17 de marzo de 2010

"Crepúsculo" pasa a ser cine de autor

Los responsables de Crepúsculo han tenido una idea genial para que las películas de la saga adolescente interesen a los cinéfilos sesudos que acuden a los cines de versión original. Han decidido contratar para la cuarta entrega de la saga a un consagrado director del ámbito del cine independiente.

De momento, la productora Summit Entertainment está negociando con tres grandes realizadores: Gus Van Sant, Sofia Coppola y Bill Condon. Así las cosas, la película tendría posibilidades de ir a concurso al Festival de Cannes o a Berlín, y también inaugurará el festival de Sundance. Posiblemente, la revista Cahiers du cinema le dedicará un sesudo análisis en sus páginas.

Por si acaso, Coppola, Condon o Van Sant dicen que no, desde este humilde blog proponemos a otros ilustres realizadores que también darían juego dirigiendo un capítulo de la saga: Lars Von Trier o Pedro Almodóvar.

SOFIA COPPOLA
El vampiro Edward es invitado a una fiesta en un palacio por María Antonieta, que ha vuelto a la vida convertida en vampiro. Aburrida y a punto de suicidarse tras quedarse sola, Bella Swank decide irse a dar una vuelta por Tokio con Bill Murray.

BILL CONDON:
El vampiro Edward descubre que es homosexual y se siente atraído por su jardinero. Ambos forman un grupo musical que se llama Dreamboys, con el que llegan al número uno de la lista de superventas. Bella Swank decide dedicarse a escribir libros sobre sexo. La película incluye muchos números musicales en los que Robert Pattinson canta con Beyoncé.

GUS VAN SANT:
Edward Cullen decide presentarse a las elecciones para ser el primer vampiro que llega a ser alcalde de San Francisco. Como no lo consigue tiene que ganarse la vida como chapero. Deprimida, Bella Swank recibe tratamiento por parte de un psiquiatra interpretado por Robin Williams. Pero éste no consigue evitar que la chica enloquezca por completo y cometa una sangrienta matanza en su instituto.

LARS VON TRIER:
Todo transcurre en una gran nave industrial, con las habitaciones delimitadas con líneas blancas pintadas en el suelo. Tras comerse por error una ristra de ajo, el vampiro se queda ciego y en un estado físico lamentable. Como no puede ir a trabajar en la fábrica donde le habían contratado, le despiden y le acusan de asesinato. Mientras prepara una representación de Sonrisas y lágrimas para evadirse de su dura realidad, le pide a Bella que mantenga relaciones sexuales con otros hombres, ya que no pueda tenerlas con él. Se acuesta con un tipo al que ha conocido en el autobús, padre de un niño pequeño, pero mientras el crío se tira por la ventana. Todo estará rodado cámara en mano y con iluminación natural.

PEDRO ALMODÓVAR
Bella Swank se casa con el vampiro, pero éste resulta ser muy distinto a lo que ella pensaba, y sólo piensa en ver los partidos en televisión con unas cervezas. Cuando le reprocha su actitud, él se convierte en un maltratador, hasta que Bella le mata en defensa propia. Se esconde en un club nocturno donde el hombre lobo triunfa con un número musical vestido de Drag Queen.

2 comentarios:

Hope dijo...

Estupendo cachondeito sobre la triste pero exitosa saga.Con tu permiso, reproduzco tu artículo en CPC para, partiendo de él, cagarme una vez más en las sesudas ideas de Summit, por no mencionar a los fanáticos de Twilight. Un placer, como siempre amigo mio.

Juan Luis Sánchez dijo...

Hola Hope. Me alegro de leerte. Resulta que la noticia es cierta, por sorprendente que parezca. Te pego el link por si no lo habías leído:

http://worstpreviews.com/headline.php?id=17084&count=0

Voy corriendo a leerte. Estoy deseando saber qué puede escribir sobre esto una escritora tan genial como tú. Besos.