domingo, 11 de mayo de 2008

Solterón de boda



Como me he propuesto seguir con este blog un par de meses más, en plan experimental, he investigado por ahí cómo son los que escriben los demás. Confieso que los que más me han encandilado son aquellos en los que el autor cuenta su vida, como en los diarios tradicionales, y me tienen pendiente de lo que van a hacer el fin de semana, o de averiguar por qué arrastran el recuerdo de alguien que amaron en el pasado. Para mí, es como leer El amor en los tiempos del cólera, pero con la sensación de que te podrías encontrar a Florentino Ariza por la calle al día siguiente. O le puedes escribir un comentario y resulta que Florentino te responde. Una experiencia completamente única.

Puesto que he publicado entradas de lo más variopinto, según la diversidad que he encontrado en los otros blogs -reflexiones absurdas, artículos de política y hasta alguna recomendación cinematográfica-, me queda pendiente escribiros sobre mi vida. El problema es que para hacer eso, mi vida debería tener un mínimo interés. Más que nada, para no aburrir a los posibles lectores. A pesar de todo, voy a intentarlo. No esperéis emocionantes giros, grandes romances, ni nada de sexo, por desgracia.


El viernes mejor no os lo cuento con muchos detalles. Yo lo pasé muy bien, pero contado puede ser un poco soporífero. Como ha sido estos días el festival Documentamadrid, un barbudo director de cine, bien conocido por la mayoría de los que visitáis este blog, me lió para ver un documental sobre Fellini, uno sobre la muerte de Tarkovski, otro sobre un grupo musical, y finalmente, La base del aire es roja, imprescindible trabajo de Chris Marker, de tres horas de duración, sobre los movimientos revolucionarios de los años 60. Encima se retrasó y acabó sobre las dos y media o las tres de la mañana. De hecho, nuestros acompañantes iban desistiendo uno a uno y hasta la novia del barbudo nos mandó a media película a la porra -con razón- sin perder la sonrisa, y se fue de 'fies' con gente de su trabajo, o sea de su serie televisiva.

Y el sábado me fui de boda. No era la mía, pues habría dejado de ser solterón, sino una de esas de un 'familiar'. De ahí el título del post, 'Solterón de boda', que me hace referencia a mí mismo. Me resisto a aplicarme el término single , por las razones que di en otro artículo, y porque me parece superficial usar estos términos tan ultramodernos, cuando ya existía otro mejor. Es como cuando se utiliza el término 'turismo rural' para expresar lo que siempre se ha llamado 'irse al pueblo'.

Fui al pueblo, efectivamente, para ir a la boda. Ir al pueblo a una boda era terrible hasta hace poco, cuando era soltero, porque siempre me decían todos lo mismo: "¿Qué? Ya te va tocando. El próximo ya tienes que ser tú". Claro que como ha pasado tanto tiempo y he evolucionado de soltero a solterón, esperaba que esta vez ya me dieran por perdido.

No fue así. Nada más llegar, mi tía, la madre de la novia, me dijo que yo tenía que ser 'el próximo', y que sentía mucho lo de mi madre. Yo preferí no comentarle la verdad, que cuando más echo de menos a mi madre es a la hora del café, cuando poníamos 'a caldo' a toda la humanidad, y sobre todo a esa tía, y nos reíamos de todo el mundo. Si mi tía se imaginara lo mucho que la hemos criticado, y lo bien que nos lo pasábamos... Sonreí y pensé que mi madre la estaría poniendo verde, allá donde ella esté.

La ceremonia de boda me la perdí, porque encontré a unos primos que se fumaban un cigarrillo a la puerta de la Iglesia, y aunque dejé de fumar, me quedé con ellos por solidaridad. Digamos que nos 'fumamos' la misa.


A la hora del banquete, volvió a acercarse a mí mi tía y me dijo que no me preocupara por seguir sin pareja, "porque en las bodas se liga mucho, como en Cuatro bodas y un funeral". "Espero que el funeral sea el tuyo, porque me tienes hasta las pelotas", pensé, pero lógicamente no se lo dije, sino que sonreí otra vez. Me comentó que me había puesto en la mesa de los desparejados, con tres chicas increíbles, y otro chico, que no me iba a hacer la competencia porque era 'el mariquita del pueblo'. Os juro que usó literalmente esa expresión tan políticamente incorrecta, mientras yo pensaba "¡como que el resto de homosexuales de por aquí te lo van a contar a ti para que tú y el resto de brujas habléis todo el rato sobre ellos!". Le pedí de todas formas que me pusiera con mis hermanos, en vez de con personas desconocidas, para tener con quien hablar. Me dijo que no, porque ellos iban 'con la gente joven", pues había un grupillo "de chicos y chicas, todos muy guapos". Qué forma tan poco elegante tuvo mi tía de llamarme feo y viejo en la misma frase.

El 'mariquita' resultó ser un tío majo. Quizás por sus inclinaciones sexuales, o no, mucho más sensible que la media de 'mozos' más bien brutotes de la zona, que le miraban de vez en cuando con una sonrisa jocosa. Las chicas eran también lesbianas, con lo cual la posibilidad de comerme una rosca quedó reducida a cero. Eso sí, todos me dieron conversación y como les dije que era de Madrid tenían mucha curiosidad sobre cómo era el barrio de Chueca. Quedaron en venir un día para que se lo enseñara. Mi tía, que apareció de improviso, había pegado la oreja, y me dijo que tuviera cuidado en Chueca, porque una vez había estado en Madrid durante el Día del Orgullo Gay y no me imaginaba la cantidad de "bichos de esos" que había visto.


Cuando la novia vino a nuestro rincón gay, tuve la suerte de que mis compañeros de mesa aprovecharon para darle un sobre con dinero. Yo llevaba también otro sobre, pero como soy tan pobre, ni os comento la cantidad ridícula de dinero que había dentro. Ni para pagar mi comida. Un horror. Por suerte, conseguí que los sobres de todos se mezclaran, y me fijé en que no habían puesto su nombre. Espero que ellos fueran un poco más generosos que yo, y así no supieran exactamente quién era el 'tacaño'. Supuse que culparían al que conocen como 'marica del pueblo', pues le culpan de todos los males, por lo visto, hasta de las peores cosechas.

Si llego a saber que se iban a entremezclar los sobres, habría puesto billetes del Monopoly.

Una prima me sugirió que compitiera con las chicas para coger el ramo de la novia. Para hacer una gracia, me puse en medio de todas ellas, y di un salto que hubiera sido la envidia de cualquier pivot de la NBA, pero me lo arrebató una enérgica veinteañera que parecía que se jugaba la vida en la recogida del ramo. Para colmo de males, me enteré posteriormente que ella ya tenía novio, y por tanto le daba igual haber cogido el ramo o no, porque su boda se daba por segura.

En fin, otra vez será. Pienso ensayar en mi casa la recogida del ramo.

10 comentarios:

Mi vida en 20 kg. dijo...

Que es eso del plan experimental y de unos meses mas??? que es eso??? quiero una explicacion...es que te bajas del barco...no es posible!!!

Lo de la boda, que te puedo decir jajajajaj...y esas tias que no faltan jjajajajaj...me gusto que contaras de tu vida...no sera que tu tia leyo lo del arroz y penso que eras gay y por eso te sento ahi??? jajajaja...besos y no te bajes que es un placer leerte.

geminisdespechada dijo...

ciertamente, lo de las bodas es un horror... la única opción es intentar no ir.. porque encima, lo de ligar en las bodas es MENTIRA, por lo menos en España..

Nehmila dijo...

En la boda de la 'unica amiga del grupo que se ha casado, terminamos mis amigas y yo con un cubata en la mano, vestidas todav'ia en plan fino. Y ah'i que llega una de las amigas del novio, ya cambiada y en plan informal y nos mira y dice:
" La pr'oxima una de vosotras no?"
Nosotras todas de treinta y, solteras, sin novio, con el cubata, los tiros largos nos miramos, damos un trago al cubata, y decimos "No"
Y ella
" No ten'eis novio? "
" No"
"Ninguna??" Vuelta a mirarnos entre nosotras y a dar un trago al cubata
" No"
" Jo.. me vais a matar,yo desde hace diez agnos"


Odio las bodas. Me dan ataque de autocompasi'on. Jam'as quise una boda, pero al menos, haberme ahorrado el quintal de mal rollo.O siquiera, una parte del quintal. A veces me gustar'ia saber qu'e fue lo que hice en otra vida. Voy a escuchar la canci'on del jarabe de palo del lado oscuro. ;)


Bueno, si no fueramos solterones, no tendr'iamos estos blogs :D

Juan Luis Sánchez dijo...

Lo mejor de tener un blog son las ilustres visitas de otras blogeras apasionantes. Así da gusto. ¡Que gran día!

Mi vida: Antes de que pasen esos meses, ya te habré aburrido, soy un poco monotemático. Mi tía en el fondo es buena gente, es malvada inconscientemente. Seguro que piensa que 'se me ha pasado el arroz en la acepción chilena del término.

Hola Gemi: No sé si se liga o no en una boda. Yo desde luego no. Pero tampoco ligo en ningún otro sitio.

Nehmila: Tú sí que me comprendes. Somos almas gemelas. ¡Sólo que tú lo cuentas con más gracia! Algunas de tus amigas o tú no tenéis novio por la educación machista que nos han dado. Son demasiado brillantes y los chicos se sienten asustados. Pero bueno, tampoco es cuestión de irse haciendo el tontito por ahí.

carinae0 dijo...

Holas, pasaba por aqui y me decidí a dejarte y comentario...

yo ensayaría La recogida del ramo con ena coliflor, es lo más parecido a un ramo de novia XDDDDDD

Me has echo reir esta tarde un rato, pa ser articulos de coña superan la realidad midmajejjejejejeje
un saludo

marga

botijo de oro dijo...

Para la siguiente vez, no sabes lo fácil que resulta justificar una zancadilla a la ansiosa por unos taconazos excesivos. Todo el mundo te creerá.
Por cierto, lo de documenta, ¿no echaban otro de 3,30 a 5,30 para empalmar con el chocolatito de San Ginés?

Juan Luis Sánchez dijo...

Jajajajaja, Botijo. Sí, nos quedamos con las ganas de dos o tres documentales más. Un abrazo, tío, gracias por pasarte por aquí a pesar de que la niña te debe ocupar mucho tiempo.

bizarro con interrupciones dijo...

JA,ja, lo que me he llegado a reir.

Pero lo siento pero por tu descripción menudo monstruo la tía. ¿Seguro que no iba con segundas sobre tu orientación sexual al sentarte en esa mesa? Eso sí, los de tu mesa, majísimos, supongo que lo pasarías fenomenal gracias a ellos. Y por favor, que emigren ya aquí a la capital. O que den un golpe de estado en el pueblo :-)

Estoy con todos vosotros, en mi experiencia, las bodas el peor sitio pa ligar. Por lo menos nadie me ha dicho nunca sordideces de esas como las que me habéis comentado de lo de los "próximos" (o no las recuerdo, que tengo una memoria deliciosamente selectiva)

Juan Luis Sánchez dijo...

Hola, Bizarro:

Mi tía en el fondo es buena gente, pero con sus cosas 'especialitas'. Me alegro de haberte hecho reír. Sí es duro en algunos sitios tener una opción sexual distinta a la mayoritaría, por lo que veo, aunque eso está cambiando poco a poco por suerte.

Mejor que no te den la brasa a ti sobre si vas a ser el próximo. Conozco gente que vive con su pareja desde hace años y la familia le sigue preguntando que cuando pasan por la iglesia.

dwarf dijo...

Jajaja, cómo me he reído con esta entrada, me estoy haciendo adicto a este blog; no te bajes del carro, blogger, q ya tienes parroquia, aunque lea con retraso ;)